Antoni Costa es el portavoz del PP en el Parlament. | R.L.

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Antoni Costa, ha exigido el cese «inmediato» del director del IbSalut, Juli Fuster, tras la condena al Govern del Tribunal Superior de Justicia de Baleares (TSJIB) al intervenir Fuster en una oposición de funcionarios a la que se presentó su hija. En declaraciones, el portavoz parlamentario del PP también ha pedido la comparecencia de la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, en la Comisión de Salud de la Cámara balear.

Noticias relacionadas

En concreto, ha presentado la solicitud por vía de urgencia este viernes y, por ello, espera que su comparecencia tenga lugar en sesión extraordinaria durante agosto. Cabe recordar que la condena del Alto Tribunal de Baleares es por la intervención de Fuster en un proceso de alegaciones por parte de uno de los aspirantes en el proceso de selección de funcionarios. El TSJIB considera que Fuster debía legalmente abstenerse ya que su hija se había presentado al mismo concurso oposición. Desde el PP han calificado este comportamiento como «reprobable y muy grave» desde un punto de vista ético y legal. «Esto no puede quedar sin respuesta por parte de la máxima responsable del IbSalut, que es la consellera de Salud y de la presidenta Francina Armengol», ha afirmado Costa.

El portavoz parlamentario también ha considerado que el comportamiento de Fuster es «contrario» al código ético del Govern. Como consecuencia de la «gravedad» de estos hechos, el PP ha pedido la comparecencia parlamentaria, en la Comisión de Salud, de la consellera Gómez. «A la vez pedimos la dimisión inmediata o el cese del director del IbSalut», ha añadido. Por último, el representante del PP en la Cámara balear ha avanzado que los grupos parlamentarios, que dan apoyo al Govern, votarán en contra del turno de sesión de control al Ejecutivo balear durante el próximo pleno del Parlament, que se celebrará este martes. Asimismo, ha celebrado que los mismos grupos parlamentarios estén a favor de debatir la Proposición de Ley del PP para bajar los impuestos a los ciudadanos de Baleares.