El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri (izquierda) y el CEO de la entidad Gonzalo Gortázar (derecha). | R.L.

CaixaBank ha presentado este martes en Madrid su primer plan estratégico tras la fusión de Bankia para el periodo 2022-2024, entre cuyos principales objetivos se encuentra reforzar su liderazgo en Baleares y potenciar todos sus servicios de atención bancaria a pymes, familias y empresas.

El plan ha sido presentado por el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, y el CEO de la entidad Gonzalo Gortázar. Ambos indicaron que las líneas fundamentales para los próximos años son continuar elevando la calidad de servicio al cliente, impulsar el crecimiento del negocio, fortalecer el liderazgo en el segmento de particulares, convertirse en el primer banco de más más empresas y consolidarse como referente de sostenibilidad del mercado europeo.

Goirigolzarri apunto que el el proceso de regulación de oficinas bancarias de la entidad ya ha finalizado y que se potenciarán los servicios de atención directa o en remoto a los clientes de Mallorca y resto de islas. Al mismo tiempo apuntó que con la subida de tipos de interés se están formalizando más hipotecas a tipo fijo que a variable.

Gortázar también ha asegurado que la entidad no se plantea llevar a cabo nuevos ajustes de plantilla ni de su red de oficinas, una vez concluya este año su integración tras la fusión con Bankia: «Tenemos la red que queremos tener».

Respecto a la distribución del capital, Gortázar ha reconocido que la intención del banco es que la recompra de 1.800 millones de euros anunciada este martes no sea la última, pero la forma en que se podrían repartir los 9.000 millones de euros que espera generar hasta 2024 será una decisión que tomará el consejo de administración en el futuro.