Clase de Educación Infantil. | Josep Bagur Gomila

0

La patronal mayoritaria de la enseñanza concertada, Escola Catòlica, ha expresado este miércoles «profunda decepción» por el texto final de la Ley de Educación de Baleares aprobada por el pleno del Parlament. En un comunicado, la entidad ha asegurado que el texto «no respeta el texto del pacto educativo alcanzado por la inmensa mayoría del sector», «al contrario de lo que se ha venido manifestando desde la Conselleria». Según Escola Catòlica, no se han respetado el texto en «cuestiones básicas» como la «complementariedad real» entre las redes pública y concertada, autonomía de centro, el respeto a la voluntad de las familias -concretada en la demanda social- y la configuración de la oferta lingüística de los centros.

Noticias relacionadas

De hecho, respecto al apartado lingüístico, la patronal censura que la ley «vuelve a un esquema de porcentajes absolutamente superado y rechazado» por el pacto educativo de la Plataforma Illes per un Pacte, «y que sólo defendían las organizaciones que no firmaron ese acuerdo». «Parece que han prevalecido los compromisos con los socios de gobierno por encima de la voluntad de hacer una ley perdurable y de todos, lo que conducirá a futuras reformas», han lamentado desde Escola Catòlica. La entidad ha añadido que el Govern «se enroca en esta dualidad de trato pública-concertada, favoreciendo de forma indisimulada a la primera en detrimento de la segunda, que, sin embargo , seguirá siendo el principal referente de calidad del sistema educativo».

Cartel satírico de Martí March

Por otro lado, los promotores del Colegio Profesional de Docentes de Baleares han difundido en las últimas horas un cartel satírico con una caricatura del conseller de Educación, Martí March, para protestar por la nueva ley. Según el Colegio, la imagen estaría circulando «por los claustros de los centros educativos de Baleares como resumen de la nueva Ley de Educación». En el cartel, en tono sarcástico se da la enhorabuena a March, que exhibe una «medalla por otra ley educativa sin los docentes». La coordinadora del Colegio de Docentes acusaba hace pocos días a la Conselleria de Presidencia de «hacer boicot» a la puesta en marcha del organismo, por las trabas burocráticas y retrasos administrativos en la tramitación. En aquel comunicado criticaba que la Ley Educativa no ha contado con la participación precisamente del Colegio de Docentes.