El conseller de Model Econòmic, Iago Negueruela, ha asegurado que en Mallorca el número es mínimo por los datos de que disponen hasta el momento. | Pere Bota

El Govern está recabando información para determinar cuántas plazas turísticas pudieron eludir la moratoria de cuatro años al presentar la solicitud el mismo viernes antes de que la norma se publicara en el Butlletí Oficial de les Illes Balears (BOIB). En cualquier caso, el conseller de Model Econòmic, Iago Negueruela, ha asegurado que en Mallorca el número es mínimo, apenas 61 plazas, por los datos de que disponen hasta el momento.

De estas plazas que se solicitaron antes de las 14.00 horas, hora en que entró en vigor la moratoria turística, 14 corresponden a dos expedientes de alquiler turístico, mientras que otras 47 son plazas para proyectos de turismo interior a través de otros dos expedientes diferentes.

Un total de 485 plazas turísticas escaparon en Ibiza a la moratoria aprobada por decreto ley ya que las solicitudes se presentaron justo después de que el Govern anunciara que aprobaba las restricciones, pero antes de que se publicaran en el BOIB. El conseller ha asegurado que se están recabando los datos relativos a Mallorca, pero se mostró convencido de que no habrá un coladero a la vista de los datos que hay hasta ahora.

«Esto no es la solicitud para comprar una entrada para ir al cine», ha precisado el conseller. Negueruela ha explicado que una cosa es que se presente la solicitud y otra muy diferente que, en las pocas horas que mediaron entre el anuncio de la moratoria y su entrada en vigor, se pueda presentar un proyecto con todas las exigencias técnicas y administrativas para que después reciba el visto bueno.

En cualquier caso, en opinión de Negueruela, lo sucedido en Ibiza con esas plazas, de las que más de 400 corresponden a un único hotel, avala la necesidad de que el documento se aprobara mediante la fórmula del decreto ley ya que, en caso contrario, se podía haber producido una verdadera avalancha de solicitudes. «El Govern cumplió extraordinariamente con la diligencia debida porque la presidenta lo anunció y luego se publicó. No ha habido imprudencia sino seriedad y eso está fuera de toda duda», ha remarcado.

«Estamos seguros de que esas 20.000 plazas de la bolsa se hubieran agotado si llegamos a anunciar la moratoria», insistió Negueruela, que ha negado que se haya permitido la especulación en el mínimo lapso se tiempo entre el anuncio y la publicación oficial. Negueruela destacó que los funcionarios del Govern trabajaron toda la noche para que el texto se publicara con la máxima celeridad y recalcó que se trata de unos de los decretos ley que más rápido han aparecido en el Butlletí Oficial de les Illes Balears tras su aprobación por parte del Consell de Govern.