Andreu Manresa, Director general IB3, este abril en el Parlament balear. | ARCHIVO

El comité de empresa de los informativos de IB3 ha pedido el cese de Andreu Manresa como director general de la radiotelevisión autonómica una vez concluido su mandato de seis años y su relevo por alguien con voluntad de resolver el conflicto que genera la externalización. Los representantes de los trabajadores de la subcontrata que elabora los informativos han hecho público un comunicado en el que señalan que el ciclo de Manresa «está agotado» y reclaman su sustitución. Consideran que el director general y su equipo ni han hecho «absolutamente nada» por la internalización de los informativos pese al compromiso del propio Manresa y de los partidos que forman el Govern.

El comité admite que la contratación directa de los trabajadores de IB3 es una decisión política superior al ámbito de competencias del director general, pero «él ha renunciado a sus planes sin explicar del todo los motivos». Además, el órgano de representación de los trabajadores asegura que tanto Manresa como su equipo colaboraron «en la ocultación del sistema de trabajo» en el proceso judicial por cesión ilegal impulsado por los profesionales para reclamar la internalización. Asimismo, les responsabilizan de la adjudicación del último contrato para la realización de los informativos «a la peor empresa que ha pasado por el ente en 16 años de historia: Dalton Audiovisual», que, siguiendo la línea de defensa judicial de IB3, «ha llegado al absurdo» de prohibir a los profesionales comunicarse directamente con sus jefes e identificarse como trabajadores de IB3.

El 92,3% de los trabajadores de la cadena pública IB3 en Ibiza secunda la huelga
Trabajadores de IB3 Ibiza en una protesta por el conflicto de la externalización de los servicios informativos.

El comité, que hace hincapié en la degradación del clima laboral desde la subcontratación de Dalton, lamenta que el director general haya «optado por ponerse de perfil» y haya presumido de que «IB3 es el único medio de Baleares que no ha despedido periodistas» en los últimos tiempos, instando a los trabajadores a «asumir una situación mala bajo la amenaza de otra peor». «Andreu Manresa y su equipo se han puesto en contra de los trabajadores», recalcan sus representantes, que, no obstante, reconocen que la actual dirección ha fomentado «una mayor libertad periodística que en etapas anteriores» y ha tenido «disposición al diálogo». Aún así, el comité considera que estas «actuaciones de mínimos» son «totalmente insuficientes» en el contexto actual y aboga por una renovación que permita «afrontar con garantías el cambio de modelo que requiere de manera urgente» IB3.