No estar vacunado aumenta el riesgo para la salud. | T. Ayuga

4

La estadística del Govern señala que hay 80 trabajadores sanitarios de primera línea infectados con el virus y por lo tanto, en cuarentena en sus casas o en tratamiento médico. Esta circunstancia origina un problema con el resto de personal no vacunado:si algunos de los que no se han puesto la vacuna es contacto estrecho de estos enfermos, debe permanecer diez días en cuarentena sin poder ir a trabajar.

Todo ello provoca problemas logísticos de personal, además de los propiamente sanitarios. En el Ejecutivo no se entiende cómo es posible que haya personal sanitario que no se quiera vacunar, sobre todo ante la evidencia de que la vacunación no impide que haya contagios, pero sí resta posibilidades de acabar hospitalizado.