Reunión y nombramientos. La nueva ejecutiva del PI, que se reunió por primera vez en octubre, nombró ayer a 5 miembros del comité de disciplina. Un órgano del que formarán parte 11 militantes del PI sin cargo público ni en la estructura interna del partido. | Europa Press

La dirección del PI nombró este martes a los primeros miembros del comité de disciplina del partido «para que pueda analizar todo lo sucedido en el grupo del PI en el Consell de Mallorca», explicó ayer el presidente del PI, Tolo Gili. Hay que recordar, tal como avanzó este periódico, que los consellers insulares críticos Pere Soler y Isabel Febrer nombraron un nuevo asesor y destituyeron a Xisca Mora como portavoz en el Consell a espaldas de la dirección del PI. «Actuaremos para frenar los actos y las personas que vayan en contra de los intereses del partido porque queremos ser decisivos en 2023 y porque los estatutos marcan que los cargos públicos se deben a las decisiones de partido», declaró Tolo Gili.

Aún así el presidente del partido Gili confesó que «no pretendemos la destitución de nadie». Gili presidió la comisión ejecutiva que ayer se celebró en la sede del PI y en la que se propusieron los nombres de cinco nuevos miembros del comité de disciplina del PI. A estos habrá que sumar a otros seis representantes que nombrarán las ejecutivas de partido de Menorca y de Eivissa. Desde el sector crítico, el conseller insular Pere Soler declaró que «nos parece muy bien que se constituya el comité de disciplina porque podrá analizar las irregularidades que miembros de la actual dirección cometieron en el pasado congreso». Y es que la distancia entre los dos sectores del partido es evidente y «aunque hemos intentado sentarnos y tender puentes para arreglar lo sucedido en el Consell, no nos cogen el teléfono ni quieren reunirse», lamentó el presidente, del PI. «No queremos negociar para hacer teatro, si hay que sentarse también hay que hablar de lo que se hizo mal en el congreso pero se nos veta este tema», denunció el crítico Pere Soler.

«Romper»

La hasta ahora portavoz del PI en el Consell de Mallorca, Xisca Mora, criticó abiertamente a sus compañeros de partido en el Consell. «Su objetivo es romper el PI, no han aceptado el resultado democrático del pasado congreso», lamentó Mora sin ocultar que la decisión de sus compañeros en el Consell ha afectado ya el plano personal. Respecto al nombramiento del nuevo asesor del partido en el Consell, que también enfrontó a los dos bandos del PI, Xisca Mora defiende que «sabían que la pasada ejecutiva del partido iba a hablar de ello y se propuso a una persona del comité de Inca que ha trabajado para el PI». «No quisieron negociar, su única respuesta fue una carta en la que defienden que estos nombramientos los tenemos que hacer los consellers insulares del PI», concluyó Mora.