Un fino manto de nieve cubre el Puig Major este jueves. | José Luis

3

La previsión meteorológica abría la posibilidad a que este jueves llegara, con la entrada fuerte de la borrasca, la primera nevada del otoño a Mallorca. El Puig Major, que anoche ya registró muy bajas temperaturas, ha amanecido cubierto por un fino manto de nieve debido a la influencia de la DANA que hasta ahora afectaba a la Península. La delegada de la delegación territorial de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Baleares, María José Guerrero, informaba este miércoles de que la cota de nieve se situaba en torno a los 1.200 metros de altura y de que las precipitaciones en forma de nieve serían más probables a partir de la noche, algo que finalmente ha ocurrido.

En Palma, la entrada de la borrasca lo ha hecho desde primera hora con fuertes chubascos, acompañados de tormenta, y pequeño granizo. Las lluvias parece que persistirán a lo largo del día pero de manera intermitente.

La previsión para esta jornada en Baleares en cuanto a las temperaturas es de algo de descenso del mercurio y viento de componente oeste con algún intervalo de fuerte.

Noticias relacionadas

Desde la AEMET explicaron que la cota de nieve subirá para este viernes y que a partir del fin de semana se espera la llegada de una nueva DANA en la que el viento será el gran protagonista. De cara al domingo, la cota de nieve descenderá presumiblemente hasta los 900 metros.