Carme Orte y parte de los coordinadores y vocales del Anuari. | UIB

2

Las mujeres mayores son las que más tiempo y con mayor continuidad sufren violencia por parte de sus parejas. Ésta es una de las conclusiones del capítulo Violència de gènere i persones grans, con Ferran Lluch como autor e incluido en el Anuari de l’envelliment. Illes Balears 2021, de la UIB, que fue presentado este miércoles. El anuario llega a su decimocuarta edición, cuenta con la dirección de Carme Orte y la presentación incluyó la conferencia Más solos que nunca, a cargo del presidente de la ONCE, Miguel Carballeda. Para Lluch, «las 1.118 mujeres asesinadas en España desde el año 2003 -40 de ellas en Balears- son sólo la punta del iceberg de la violencia que sufren las mujeres. Más del 10% de mujeres asesinadas entre 2009 y 2020 tenía más de 61 años».

El investigador subrayó algunos de los datos de la Macroencuesta estatal de Violencia contra la Mujer: «Más del 42% de las mujeres de 65 y más años ha sufrido violencia a lo largo de la vida, una de cada cinco ha sufrido violencia psicológica y un 10% ha sufrido violencia física o sexual de alguna de sus parejas a lo largo de la vida. El informe destaca que las mujeres de 65 y más años presentan más porcentajes de violencia ejercida por la pareja actual que otros grupos de edad y constata que en muchos casos el maltrato termina con el fallecimiento del maltratador».

Búsqueda formal e informal

Otra característica apuntada por Ferran Lluch de las mujeres mayores es que «la denuncia de violencia sufrida y la búsqueda de ayuda formal –psicólogos, servicios sociales– e informal –amigos– es menor que en colectivos de mujeres más jóvenes. Además, con frecuencia esta violencia suele categorizarse como maltrato a las personas mayores y no como lo que debe ser: violencia de género». Precisamente, un motivo de la invisibilización de la violencia de género en la mujer mayor es la falta de denuncia junto con la inadecuada categorización, que dificultan que se detecte y se intervenga.

Otro de los capítulos del anuario es Càncer, vellesa i SARS-COV-2, cuyo autor es Javier Cortés, presidente de la Asociación Española contra el Cáncer en Balears. Cortés explicó que «alcanzar la vejez es la principal causa de ser diagnosticado de un cáncer. Dada la incidencia del cáncer de colon en toda la población, de mama en las mujeres y de próstata en los hombres, y dada la alta mortalidad en ambos sexos por cáncer de pulmón, estos cuatro cánceres deberían focalizar la preocupación en el trabajo oncológico. Respecto al cáncer de pulmón, la edad media de las personas en el momento de la diagnosis es de 70 años».

Según Cortés, «la media de edad en el diagnóstico del cáncer de mama es de 62 años. El incremento de diagnósticos se acentúa a partir de los 50 años, por lo que los programas de prevención se inician a esta edad». En cuanto al cáncer de próstata, el autor del capítulo señaló que «la mayoría se diagnostica más allá de los 60 años, por lo que se recomienda que el control preventivo y de diagnóstico precoz se inicie a los 50 años. Se curan 8 de cada 10 cánceres de próstata».

Por último, Cortés indicó que «el cáncer de colon presenta un incremento muy evidente a partir de los 50 años, edad que debe ser la de inicio de los controles clínicos y los programas preventivos».