Armengol y Aragonés, este miércoles. | R.L.

71

La presidenta balear consideró este miércoles que la sentencia sobre el catalán en la escuela no tiene efectos en Baleares ya que aquí se aplica el llamado decreto de mínimos que no se cuestiona. Sobre este asunto, el presidente Pere Aragonès afirmó que «mientras que Catalunya forme parte» del Estado español, la defensa del catalán en la escuela «también» es una responsabilidad del Ejecutivo español.

«También es una lengua que ellos deben proteger», indicó Aragonès que recordó que la Generalitat «tiene todo el derecho y toda la obligación» de mantener su modelo y que «el catalán no se toca».

En su intervención no aseguró que fuera a pedir la no ejecución de la sentencia y dio a entender que el Gobierno español asumiría su parte del compromiso en este asunto.