Jaume Matas, en Palma.

El expresident del Govern Jaume Matas termina su recorrido judicial con una última condena. El Tribunal Supremo ha desestimado su recurso en el 'caso Son Espases' y le confirma íntegra la pena de diez meses de cárcel por el intento de amañar el mayor concurso público jamás llevado a cabo en Baleares.

El recurso del expresident buscaba fundamentalmente ganar tiempo para avanzar el cumplimiento del resto de sus condenas, entre ellas la del 'caso Nóos'. Así, a Matas le llega esta nueva resolución cuando ya está en tercer grado y es muy complicado que acumule más meses de cárcel por Son Espases. De hecho, su defensa sólo discutía en el Supremo el delito de tráfico de influencias, no los de fraude y prevaricación por los que también había sido condenado en 2019. El Alto Tribunal avala el criterio de la Audiencia y concluye que el expresident ejerció una «presión» en sus subordinados, con la exconsellera de Salut, Aina Castillo a la cabeza. De esta manera maniobró para que la empresa OHL se hiciera con el contrato para la construcción del hospital de referencia. Más tarde dio marcha atrás a esta decisión y el concurso fue finalmente conseguido por FCC y Dragados.

En todo el proceso judicial, Matas jamás ha explicado el por qué de su inicial interés en que ganara la empresa de Juan Manuel Villar Mir, su posterior cambio de criterio y la resolución del contrato.

Noticias relacionadas

Con esta sentencia se terminan todas las decisiones judiciales que esperaba el expresident que ha cumplido condenas de prisión que suman cuatro años y medio desde que fue imputado en el 'caso Palma Arena'.