SFM lamenta las molestias y recalca que los planteamientos de los trabajadores tienen que ser abordados desde el diálogo. | Redacción Local

9

Vagones llenos y cierta sensación de colapso. Ese es el resultado del primer parón de una hora que hoy se ha producido con la huelga intermitente en el tren y el metro que «prácticamente secundan el 100 % de los trabajadores de SFM», han explicado los representantes de los trabajadores. Un seguimiento que el Govern rebaja al 53 por ciento. Los servicios mínimos del 40 % decretados por la Conselleria de Mobilitat han hecho que prácticamente uno de cada dos servicios del tren y del metro se hayan suspendido esta mañana entre las 5.30 y las 6.30 horas, lo que ha provocado afectaciones hasta las 8 de la mañana. Los paros se repetirán este mismo miércoles por la tarde entre las 18.00 y las 19.00 horas.

La huelga continuará este viernes, día 29 de octubre. Están previstos dos parones de una hora que empezarán a las 5.45 h y a las 17.50 h. De los 28 trenes habituales en ese tramo horario, saldrán 12. «Son los servicios mínimos que esperábamos pero SFM no los ha querido negociar», lamenta representante de los trabajadores ferroviarios, Ricardo Mas.

La huelga intermitente de los trabajadores continuará durante el mes de noviembre y responde a a las supuestas intenciones del Govern de «entregar la explotación ferroviaria del futuro tranvía hasta el aeropuerto a concesiones privadas en vez de optar por el servicio público», añade Ricardo Mas.

Los trabajadores del tren y del metro también exigen poner fin al «deterioro histórico» en la calidad de este servicio, la falta de inversión y la «imposibilidad de crecer en servicios, como más frecuencias o el tren nocturno que demandan los usuarios».

Desde SFM se lamentan las molestias que esta huelga puede causar a los usuarios y destacan que los planteamientos de los trabajadores sobre el futuro de la empresa tienen que ser abordados desde el diálogo, sin causar perjuicios a las personas usuarias del tren y del metro.