El consellera Martí March, este martes en el Parlament. | Jaume Morey

44

La Conselleria de Educación y Formación Profesional ya ha designado una profesora de islam que trabajará a media jornada en centros de primaria de Lloseta y Ses Salines, propuesta por la Comisión Islámica de España en Baleares.

Así lo ha explicado el conseller de Educación, Martí March, en respuesta a una pregunta del diputado Sergio Rodríguez (Vox) durante la sesión de control al Govern en el pleno del Parlament.

March ha explicado que la Comisión Islámica profuso a ocho profesores, y que se presentaron cuatro --uno de primaria y tres de secundaria--.

El conseller ha señalado que la profesora de primaria ha sido seleccionada con los criterios marcadas por la normativa: los aspirantes deben ser titulados como docentes, contar con la titulación necesaria de catalán, tener la capacitación para enseñar religión y se valoran una serie de méritos de experiencia y formación.

March ha mantenido que defiende que «hace falta una reflexión y debate sobre la religión en la escuela» pero que mientras tanto aplican la normativa. El conseller ha señalado que la profesora de primaria ha sido seleccionada con los criterios marcadas por la normativa: los aspirantes deben ser titulados como docentes, contar con la titulación necesaria de catalán, tener la capacitación para enseñar religión y se valoran una serie de méritos de experiencia y formación.

Por su parte, el diputado de Vox ha pedido al conseller que «no implante el islam en los colegios con dinero público de los baleares». Rodríguez ha afirmado que «islam significa sumisión» y ha recalcado que los países islámicos tienen recogida en su legislación la pena de muerte por homosexualidad o abandono del islam, o la lapidación, «normalmente a mujeres», como castigo legal.