El velero de WWF 'Blue Panda' ha llegado este lunes a Palma. | Jaume Morey

0

El velero de WWF 'Blue Panda' ha llegado este lunes a Palma como parada final de una expedición que ha recorrido durante cinco meses todo el Mediterráneo para pedir el 30% de Áreas Marinas Protegidas para 2030.

Desde Mallorca, el velero partirá hacia Ibiza donde recogerá información científica marina y se reunirá con diversos sectores para trabajar en la reserva de Tagomago.

Durante su estancia en Baleares, la organización llevará a cabo actividades de jornadas a puertas abiertas para la ciudadanía y realizará una retirada de redes de pesca con buceadores profesionales para concienciar sobre la gravedad de esta amenaza.

La consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación del Govern balear, Mae de la Concha, ha visitado este lunes el velero, donde ha subrayado que Baleares es pionera en reservas marinas de interés pesquero, con un total de 11 y otras tres que se han solicitado al Ministerio de Agricultura.

El velero de WWF 'Blue Panda' recalará en Mallorca e Ibiza hasta el 5 de noviembre como parte de la campaña mediterránea para pedir la ampliación al 30% de las áreas marinas protegidas para 2030. Desde la organización han recordado que solo el 1,27% del Mediterráneo está efectivamente protegido, mientras los principales científicos del mundo recomiendan que, al menos, el 30% del mar debería estar protegido.

A bordo del velero de WWF, el próximo 27 de octubre, el fotógrafo y biólogo Juan Carlos Calvín presentará su 'Guía flora y fauna en el Mediterráneo'. El libro recoge parte de la historia y la propia evolución de las amenazas del Mediterráneo de los últimos 25 años. Durante la presentación, el autor conversará sobre esta guía y los cambios que ha experimentado el mar Mediterráneo en estos años.

Por otro lado, el próximo 28 de octubre, el 'Blue Panda' vuelve a zarpar hacia Ibiza y a bordo del velero se llevarán a cabo encuentros con sectores implicados para trabajar en la reserva de Tagomago, donde se ha colaborado para su creación con la Cofradía de Pescadores de Ibiza, el Consell de Ibiza y el GEN GOB.

Con esta iniciativa WWF busca, además, que se elimine de estas áreas, junto a otras, la amenaza de las redes fantasma, ya que pueden seguir atrapando peces y otras especies sensibles, y destruyendo hábitats durante décadas. Por ello, el próximo 5 de noviembre desde el 'Blue Panda' se realizará una retirada de pesca fantasma del fondo marino.
Además, todas las personas que deseen conocer el velero podrán hacerlo, ya que el 'Blue Panda' abrirá sus puertas y podrán conocer de la mano de especialistas de WWF, la riqueza del mar Mediterráneo y las amenazas que enfrenta.

Asimismo, con la visita del Blue Panda en el marco de la COP 16 de Glasgow, WWF pretende destacar la urgencia de hacer frente a la crisis climática que amenaza los mares.
Las costas baleares son la última parada en este viaje del velero que ha recorrido Zakynthos (Grecia), Kas Kekova (Turquía), Córcega (Francia) y Tabarka (Túnez). Estas áreas marinas protegidas forman parte de la red que cubre el 4% de las aguas mediterráneas, pero de estas, solo el 1,27% está efectivamente protegido.
Desde WWF han apuntado que España posee el 12,23% de la superficie marina bajo alguna figura de protección y han destacado que en Baleares se ha hecho «un gran esfuerzo» en este ámbito y se cuenta ya con más de una decena de reservas marinas.
«En la actualidad, las medidas de conservación son insuficientes. Por ello, hacemos un llamamiento para que los gobiernos mediterráneos trabajen juntos y declaren el 30% de la superficie marina como área marina protegida en los próximos 10 años, con al menos, un 10% de zonas integrales de protección y que estas áreas cuenten con los planes de gestión necesarios», ha señalado el responsable del Programa Marino de WWF, José Luis García Varas.

El responsable ha resaltado que uno de los ejemplos que se han destacado en este viaje es la Reserva Marina del noreste de Ibiza-Tagomago: «Nos ha servido de modelo en cómo la participación activa de los principales implicados en el espacio favorece una protección eficaz de las especies y hábitats presentes».

Finalmente, ha asegurado que «el compromiso de la Cofradía de Pescadores de Ibiza y la estrecha colaboración con el Consell de Ibiza y el Govern balear, con organizaciones como el GEN-GOB, la Fundación Marilles o WWF España, entre otros, han sido una parte importante de su éxito». «No es el único, pero deseamos que muchos otros espacios en Baleares puedan seguir su ejemplo», ha concluido.