La proclamación se ha celebrado en Can Alcover donde se han concentrado medio centenar de cargos de Més. | T. Ayuga

36

Lluís Apesteguia será el candidato de Més al Govern en las elecciones de 2023 tras ganar las primarias de los nacionalistas con el 56,6 % de los votos, 1.435 de los 2.531 emitidos. Su victoria relega a la candidata auspiciada por el aparato, Maria Ramon, y añade un elemento más de tensión al pacto de izquierdas ya que Apesteguia es partidario de revisar algunas de las políticas que se están desarrollando desde las instituciones.

En sus primeras declaraciones tras ser elegido, el candidato ya hizo una primera declaración de intenciones: «No volvemos a ceder nunca más en la defensa de nuestros principios». También anunció que, tras la celebración del congreso de Més en noviembre, es partidario de que se haga un análisis del grado de cumplimiento de los acuerdos pactados en su día con PSIB y Podemos.

«Evaluaremos cual es el nivel de cumplimiento del Pacte teniendo en cuenta las circunstancias especiales que hemos vivido, pero Més es un partido serio y, si el Pacte se está cumpliendo, seguirá en el Govern».

La victoria de Apesteguia introduce un elemento novedoso en la política de Més ya que ha anunciado que o es president del Govern o no entrará a formar parte de un ejecutivo presidido por Francina Armengol, lo que le dejaría manos libres para posicionarse en contra de algunas políticas del pacto.

Noticias relacionadas

Jaume Alzamora será el candidato al Consell, al imponerse a Bel Busquets con 1.466 votos, lo que representa el 59,1 de los votos emitidos. A diferencia de Apesteguia, Alzamora sí contaba con el respaldo de la dirección del partido, por oposición a Busquets, pero coincide con Apesteguia en un planteamiento crítico con los acuerdos firmados en 2019 con el PSIB y Podemos.

«El Consell debe ser la principal institución de Govern reforzando su poder con todas las políticas que le corresponden: territorio, acceso a la vivienda o movilidad sostenible. Hay que dejar de hacer grandes infraestructuras y pensar en una movilidad sostenible», defendió quien será el número uno al Consell.

Unidad en el caso de Cort

En el caso de los candidatos a Palma, solo había una lista encabezada por Neus Truyol y con Miquel Àngel Contreras como número dos. Truyol defendió la necesidad de poner límites al modelo turístico y «depredador del territorio» y defendió imponer limitaciones a la llegada de cruceros. Se mostró también en contra de la ampliación del aeropuerto y a favor de la limitación de pasajeros y defendió el papel de Més en la prohibición del alquiler turístico en Palma. La lista encabezada por los dos candidatos obtuvo 432 de los 546 votos emitidos.

En el proceso de primarias de Més participaron un total de 2.541 ciudadanos, el 58,1 % del censo total. Més permite la participación de no militantes en su proceso de primarias aunque con inscripción previa.