Polígono de Menorca. | J. COLL

0

El retraso medio de los pagos de las empresas de sus facturas es de 16,97 días en Baleares este tercer trimestre de 2021, lo que supera casi en dos días a la media nacional, aunque el pago puntual sube hasta el 44$ , según el estudio sobre el Comportamiento de Pago de Empresas Españolas de Informa.

En nota de prensa, la compañía ha explicado que esta cifra está 1,61 días por debajo del trimestre anterior, aunque supera en 0,34 la de hace un año.

Asimismo, el retraso de las empresas baleares sobre los plazos para hacer efectivas sus facturas es 1,8 días más elevada que la media nacional, que se sitúa en 15,17 días este tercer trimestre.

Con todo, el estudio apunta a que el porcentaje de pagos puntales en Baleares entre julio y septiembre es del 44%, frente al 43% del trimestre anterior, mientras que los datos para el conjunto del país se sitúan también en un 43%.

Por otro lado, el 45% de las facturas en el archipiélago se pagan hasta con 30 días de retraso y un 3,5% se demora por encima de los 120.

Los datos a nivel nacional

Todas las comunidades han sufrido un empeoramiento en sus datos de pago desde hace un año menos Aragón, Cataluña, Ceuta, Galicia y La Rioja.

Por su parte, Melilla, Asturias y Cantabria son las regiones que presentan las mayores subidas. Por contra, Melilla es la comunidad que peor paga en este tercer trimestre, con hasta 27,62 días de retraso

Asimismo, Navarra vuelve a ser la única comunidad que no supera los 11 días, quedándose en 10,77, y muy cerca le siguen La Rioja, con 11,06, y el País Vasco, con 11,72 días.
Madrid está por encima de la media del país, con 17,70 días, mientras que Cataluña se sitúa por debajo, con 13,55. Además, la diferencia entre la comunidad con peor y mejor comportamiento crece desde el trimestre anterior de 15,91 días hasta los 16,84.

Con todo, el estudio afirma que, en 2017, hasta cinco comunidades pagaban más del 60% de sus facturas puntualmente, mientras que en 2021 ninguna llega al 50%.

En este sentido, el plazo medio de pago puntual se incrementa a 95,48 días, una cifra que supera a la del trimestre anterior y le añade 3,37 días a la de hace un año. «Es el plazo de pago más dilatado desde finales de 2015», han añadido.

No obstante, el retraso medio de los pagos vuelve a bajar este trimestre hasta los 15,17 días, igualando casi a los 15,12 de hace un año. Los retrasos producidos suponen un coste directo para el conjunto del tejido empresarial español de más de 1.900 millones de euros.

Hostelería, uno de los sectores con más retraso

La hostelería sigue siendo el sector con mayor retraso a la hora de hacer efectivas sus facturas, aunque este trimestre lo ha reducido en 29,55 días, frente a los 32,91 del trimestre anterior. A pesar de este descenso, supera en más de tres días la demora de hace un año, siendo la mayor subida registrada.

El recorte respecto al trimestre anterior se aprecia en casi todos los sectores, excepto Agricultura, Otros Servicios y Construcción y actividades inmobiliarias. Administración es el segundo con mayor retraso a la hora de pagar, 27,29 días, y Otros servicios, el tercero, con 22,41 días.

Por debajo de la media nacional tan solo se sitúan cuatro sectores: Comunicaciones, con 13,61 días, Comercio, con 13,28 días, Industria, con 11,82 días, e Industrias extractivas, con 11,36 días.

El estudio también establece que el 48% de las microempresas y el 42% de las pequeñas empresas cumplen con los plazos de pago pactados, frente al 27% de las medianas y el 12% de las grandes empresas en el tercer trimestre del año.

Sin embargo, la mayor parte de las medianas y grandes empresas pagan con un retraso de hasta 30 días --el 66% y el 80%, respectivamente--, frente al 40% y el 50% de las micro y pequeñas empresas.

Con más de 60 días de retraso, encontramos a un 8% de las microempresas, a un 5% de las pequeñas y alrededor del 4% tanto de medianas como de grandes.