De cada vez son más frecuentes los accidentes con este tipo de vehículos.

0

Cada vez es más habitual ver a la gente desplazándose en patinete eléctrico. Y es que se ha convertido en un medio de transporte muy práctico para ir por ciudad, ya que es una forma de evitar atascos y eternas búsquedas de aparcamiento. No obstante, también tiene sus desventajas y peligros, de hecho los accidentes de cada vez son más frecuentes.

Estos son algunos consejos para circular seguro con tu patinete eléctrico:

- Elige bien el patinete. En el momento de comprar el patinete eléctrico asegúrate de que está homologado. Ten en cuenta que en el mercado vas a encontrar todo tipo de vehículos, con una clara diferencia de precios. Y es que a veces lo barato sale caro y algunos de ellos no han pasado los controles de calidad oportunos.

- Si nunca has usado uno, practica antes de conducirlo por la ciudad. Es crucial que primero te acostumbres al patinete y vayas mejorando tu técnica de conducción desde el principio. Si conduces correctamente tu patinete eléctrico, el riesgo de sufrir accidentes será menor. Antes de hacer trayectos largos, acostúmbrate a llevarlos y practica en zonas controladas, en lugares y/o momentos del día en que no haya demasiados coches ni transeúntes. Verás cómo, poco a poco, vas conduciéndolo con mayor fluidez. Acostúmbrate a llevar las dos manos en el manillar y a utilizar correctamente los frenos. Úsalos no solo cuando quieras parar, sino también cuando vayas a hacer algún giro y para controlar la bajada en pendientes.

- Circula siempre protegido. Cuando circulas con patinete eléctrico, al igual que cuando lo haces en bici o moto, también corres el riesgo de sufrir un accidente, por lo que no puedes dejarte en casa el casco.

- Utilízalo en las zonas habilitadas. Es muy común pensar que podemos utilizar nuestro patinete eléctrico en cualquier sitio, por ejemplo, en la acera. Y es un error pensar eso, ya que son espacios reservados para transeúntes.

Noticias relacionadas

- Respeta las normas de circulación. Es importantísimo para tu seguridad y la de los demás. Cuando conducimos un patinete eléctrico, es importante saber que hay un límite de velocidad. Estos vehículos están limitados a 25 km/h. Además, a la hora de utilizar la calzada, hay unas normas que debes cumplir: cede el paso a otros vehículos cuando toque, no te saltes semáforos, ten cuidado en los pasos de cebra para no atropellar con tu patinete a los transeúntes, etc.

- Mayor precaución en situaciones adversas. Busca siempre la garantía de que el patinete cumple los estándares europeos de seguridad y calidad u homologación CE. Si conduces de noche, ten en cuenta que la visibilidad es mucho menor que durante el día. Utiliza las luces del patinete para ver bien, y ponte un chaleco reflectante para asegurarte de que otros vehículos o usuarios te verán bien.

- Controlar la velocidad. Piensa que en suelos mojados las ruedas pierden adherencia y puedes resbalar. Precaución con la pintura vial de las carreteras, suelen ser resbaladizas con el pavimento mojado.

- No inclinarte hacia adelante. Este gesto puede propiciar caídas peligrosas.

- No pasar por charcos. El agua podría entrar en el compartimento de la batería y averiar tu patinete.

- Doblar la distancia de seguridad con otros vehículos para evitar posibles choques. Ten en cuenta que la distancia debe ser mayor cuando el asfalto está mojado y resbaladizo.