Imagen de archivo de la vía de cintura de Palma. | T. Ayuga - teresa ayuga

0

La asociación Vianants Mallorca ha expresado este miércoles su convencimiento de que en Palma «sobran coches» y ha reclamado que el nuevo Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) avance en la reducción de la presencia de vehículos en las calles.

En una nota de prensa y tras participar en la Mesa de la Movilidad de Palma, la entidad ha defendido que la reducción de vehículos motorizados debe abordarse «sí o sí», especialmente, teniendo en cuenta las previsiones de crecimiento poblacional en Baleares.

«El peatón, ya sea residente o visitante de nuestra ciudad, merece una consideración especial. Se merece poder disfrutar de zonas verdes, más calles peatonales para hacer las compras en los comercios de su barrio, fuentes para beber, bancos para descansar o conversar, en definitiva, más espacios de calidad para la estancia, el intercambio social, el juego en la calle, paseos o simplemente disfrutar del espacio público», han argumentado.

Vianants Mallorca reclama que el peatón sea contemplado en los planes de movilidad y han propuesto «acciones sencillas» como el aumento de los tiempos semafóricos en verde para el peatón y el número de pasos de peatones, así como de una infraestructura apropiada que aporte bienestar, seguridad y libertad de movimiento.

En relación al PMUS, Vianants Mallorca ha invitado a Cort a «dejarse asesorar» por la Red de Ciudades que Caminan de la que Palma es miembro y a escuchar los criterios de los expertos en movilidad sostenible.

Sobre las peatonalizaciones anunciadas, la entidad ha lamentado que «se ponga el grito en el cielo» cuando se estudia destinar una única calle al peatón, se haya cedido el 75 por ciento de la superficie al tráfico rodado y Palma esté a la cola de peatonalización --un cuatro por ciento-- mientras que otras ciudades como Bilbao «disfrutan sin problemas» de peatonalizaciones que alcanzan el 20 por ciento.