Fachada de TSJIB. | Europa Press

0

UOB Ensenyament ha interpuesto un contencioso administrativo en la Sala de lo Contencioso Administrativo del TSJIB por «las sospechas de irregularidad» en el nombramiento de la nueva responsable de de Inspecció Educativa, según ha informado este martes en un comunicado.

UOB Ensenyament ha manifestado que, «sin entrar a valorar la idoneidad de la persona elegida por el conseller Martí March para ocupar este cargo, siempre hemos querido esclarecer si este proceso se había realizado de manera ajustada a la normativa vigente. Fieles a nuestros principios de transparencia, no miraremos hacia otro lado ante la más mínima sospecha de irregularidad por parte del Govern». Es por ellos, señalan, que pusieron el caso en conocimiento de los abogados y han pedido a la justicia que aclare dos asuntos importantes respecto al proceso.

«En primer lugar, el Decreto 20/2021, de 29 de marzo, de modificación del Decreto 36/2001, de 9 de marzo, por el que se regula la Inspección Educativa en el ámbito de la enseñanza no universitaria se tramitó por vía de urgencia alegando que los cambios que introducía eran meramente organizativos. Desde UOB no entendemos cómo se puede tachar de organizativa (y por tanto justificar la tramitación de un decreto por vía de urgencia) la reducción de 5 a 3 años del requisito de experiencia para acceder al cargo de jefe del Departamento de Inspecció Educativa. Recordemos que sin esta modificación Martí March no hubiera podido nombrar al actual jefe del DIE ya que no cumplía con el requisito anterior».

Por otra parte, «sospechamos que el hecho de no publicar en el BOIB el proceso para cubrir la plaza vacante generada por la jubilación del antiguo jefe del DIE podría atentar contra la libre concurrencia en un proceso de selección de un cargo funcionarial».