La campaña que lanza este martes la AECC por el Día Mundial pone el foco en la precariedad de muchas pacientes. | Redacción Local

10

La pandemia ha repercutido en negativo en el diagnóstico precoz del cáncer de mama, el segundo más frecuente en nuestro país. La fotografía para los siguientes meses y años dará a pie a que haya un incremento de casos en estadios avanzados a consecuencia de la demora asistencial.

Este es uno de los enfoques que señala la campaña de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) Baleares ‘Saca Pecho’, con motivo del Día Mundial del Cáncer de Mama, que se celebra hoy, día 19 de octubre.

A pesar de que el virus ha dañado el Sistema de Salud en todas sus vertientes, el programa de cribado ha demostrado ser «la mejor herramienta para la prevención secundaria del cáncer de mama y para ayudar a disminuir la incidencia de mortalidad», señaló ayer el presidente de la AECC Balears, el doctor José Reyes, en el acto de colocación del lazo rosa en la fachada de Cort.

Vulnerabilidad

El cáncer es una enfermedad cara a la que no todos los pacientes se pueden enfrentar con las mismas condiciones. Esta afirmación responde a los últimos datos extraídos del informe Toxicidad financiera del cáncer de mama, de la AECC, que advierte de pérdidas de ingresos de más de 40.000 euros. Y solo una mujer con cáncer de mama asume gastos directos de cerca de 10.000 euros.

Noticias relacionadas

En 2020 se diagnosticaron 33.835 casos a nivel nacional, de los cuales 760 en Baleares. «’Saca Pecho’ significa poner de manifiesto el impacto socioeconómico de la enfermedad y poner en valor todos los medios posibles por parte de las instituciones para paliar sus efectos negativos», explicó el doctor Reyes.

Corregir la inequidad es el primer paso. Lo cierto es que el mismo estudio define que un 70 % de las pacientes ha perdido su salario o casi todos los ingresos, y que un 15 % está en situación extrema de exclusión social o vulnerabilidad económica. «La entidad apoya al cien por cien a Salut y queremos transmitir que el concepto de cribado de cáncer de mama es importante».

El año pasado, más de 20.000 mujeres de las Islas participaron en el programa de cribado de cáncer de mama. La directora del Centro Nacional de Epidemiología del Instituto de Salud Carlos III, María Pollán, es una de las investigadoras más importantes con sobre este diagnóstico en España. Sostuvo ayer que «los avances en el tratamiento, adaptados a las características biológicas del tumor y minimizando los efecto secundarios, junto con la detección precoz, han cambiado muchísimo el pronóstico».

Añadió asimismo un foco de luz al avance tecnológico: «La mayoría de las pacientes serán capaces de superar su enfermedad. No obstante, es importante seguir avanzando». Por su parte, el doctor Reyes recordó la necesidad de «crear medidas dirigidas a mantener y sostener» los programa de cribado.

Desde este martes, la AECC pondrá a la venta productos solidarios en numerosos municipios de las Islas. Los voluntarios también estarán durante todo el mes de octubre en distintos puntos de Mallorca, desde los hospitales a las    calles de nuestras ciudades.