Afluencia de jets privados en octubre. El aeropuerto registra desde mayo una afluencia masiva de jets privados. Tanto es así, que el incremento es de un 50 % respecto a un año normal. La plataforma de estacionamiento en la zona de Aviación General está al completo en pleno octubre. | T. Ayuga

51

Mallorca se ha convertido desde el mes de julio en el destino más buscado y elegido en todo el Mediterráneo por el turismo de lujo español, europeo e internacional. La pandemia ha tenido un efecto muy positivo en este segmento vacacional de alto valor añadido y con un elevado poder adquisitivo, lo cual ha tenido y tiene un impacto económico en todos los sectores productivos de la Isla.

La asociación de lujo Essentially Mallorca, que preside Jesús Cuartero, asegura que «la Isla se ha convertido en un destino seguro, lo que explica la evolución tan espectacular que ha tenido este año. Esta circunstancia ha acentuado los valores promocionales de Mallorca como lugar exclusivo y auténtico para esta demanda que busca la máxima calidad en todo».

Afirma que «las ocupaciones hoteleras en los cinco estrellas ha superado el 90 % durante toda la temporada y la oferta de lujo ha superado el volumen de negocio de un año récord turístico como 2019». La previsión para este otoño e invierno es buena porque hay demanda para venir, «aunque el last minute también se impone como en el resto de servicios y oferta turística de la Isla».

Demanda

En los últimos años el turismo de lujo ha tenido una evolución positiva y resiliente. Se ha adaptado mejor a las amenazas de los mercados emergentes, ha superado la competitividad del precio de destinos competidores y ha basado su crecimiento en la mejora competitiva de las empresas del sector y en la creación de valor del producto turístico.

Esta oferta vacacional contribuye a prolongar la estancia media de cualquier destino. De hecho, un 46 % de los turistas de viajes de lujo dedican 10 días a sus vacaciones, el 30 % ha estado más de dos semanas de vacaciones, mientras que el 21 % está solo una semana. El porcentaje que se marcha en menos de una semana es únicamente del 3 %.
El segmento de lujo en el archipiélago balear supone alrededor de 1.000 millones de euros en ventas, lo que representa un 15 % del total nacional. Esta cifra se va a superar con creces en 2021, ya que el impacto económico se ha superado en hoteles de cinco estrellas, hoteles boutique, restaurantes de alta gama, comercio de marcas de moda, empresas náuticas, taxis, VTC, así como en toda la oferta de actividades turísticas englobadas en la patronal Abactur y en los rent a car.

Desde Essentially Mallorca remarcan que «el comercio de lujo está de moda. Las principales tiendas de marca se han convertido en un polo de atracción para el turista de alto poder adquisitivo europeo y de otros continentes. Palma es uno de los principales destinos de compras de productos exclusivos y de alta gama en Europa».

Asimismo, indican que los Vehículos de Transporte con Conductor (VTC) son una de las ofertas de transporte público-privado más demandada. «Se solicitan coches de alta gama, chóferes con idiomas y servicios a bordo de los vehículos, así como amplia disposición horaria. Las excursiones o tours privados son otra de las ofertas más demandadas por este tipo de turismo en Mallorca», añaden.

El principal mercado emisor de lujo es el alemán, seguido del británico, si bien se ha detectado un incremento de turistas norteamericanos, que habitualmente, además de visitar Mallorca, hacen escala en diferentes ciudades europeas. Se trata, además, de un tipo de turista que tiene un gasto medio de alrededor de 5.000 euros al día, de ahí su elevado impacto económico.