El plan de conciliación pretende concretar medidas para hacer compatible la vida laboral y la personal. En la imagen, un hombre y una mujer, con niños. | Jaume Morey

1

El plan de conciliación de la vida laboral y familiar, que este miércoles explicó la consellera de Presidència, Mercedes Garrido, en una comparecencia solicitada por Ciudadanos (Cs), prevé subvenciones y ayudas por reducciones de jornada y excedencias. Éstas, irán dirigidas tanto a quienes se acojan a ellas como a empresas que las faciliten.

El presupuesto total del plan, que no se limita únicamente al ámbito laboral, es de 157.778.554 euros para un periodo de cuatro años. A las medidas relacionadas con el trabajo –que son las que incluyen las referidas a reducciones de jornada y a excedencias «para cuidar hijos e hijas o familiares en situación de dependencia»– se destinan 19 millones de euros. En este bloque, que plantea actuaciones para influir en las negociaciones de convenios, también se apunta que las empresas que quieran cerrar contratos con la Administración tendrán que garantizar el cumplimiento de cláusulas sociales.

«Estamos haciendo efectivo un nuevo derecho de ciudadanía; admito que podemos llegar tarde pero es imprescindible poder conciliar vida personal, familiar y laboral a la vez que se democratizan las tareas domésticas», dijo la consellera Garrido. De hecho, este plan se había anunciado en diferentes ocasiones pero no fue aprobado formalmente hasta el pasado 13 de septiembre después de muchas peticiones de explicación.

Algunas competen directamente al Govern, pero otras, necesitan ser pactadas en las negociación de convenios o inciden en el ámbito municipal. Por ejemplo, el plan prevé la financiación parcial de iniciativas municipales o de asociaciones para que se abran guarderías y escuelas fuera del horario laboral, a primera hora de la mañana. También la apertura de estos centros en periodos festivos, como pueden ser la Semana Santa o la Navidad.

Agentes de conciliación

La consellera Garrido indicó que, además de aprobarse el plan, ya se han celebrado reuniones de los equipos especializados y tomado decisiones concretas: se crea la figura del «agentes de conciliación y corresponsabilidad. Serán financiados íntegramente por el Ejecutivo aunque se requiera la colaboración local. Ya ha dado el visto bueno a una partida de gasto para este primer año. Concretamente, 2 millones.

El plan, sin embargo, no detalla en concreto medidas a favor de las familias monoparentales ya que no se alude expresamente a ellas. La consellera indicó que se tendrá en cuenta ya que se han constituido varias comisiones y mesas de seguimiento. El plan afecta a diferentes conselleries y no sólo a Educación o Treball y recoge algunas actuaciones que financiará el Gobierno estatal.

Punto de vista

115 medidas para una actuación transversal

El plan recoge 115 medidas y se divide en 3 ejes. Se incide en la flexibilización de jornadas pero también se incluye la creación de 400 nuevas plazas de residencias en Balears o la creación de 28 nuevos centros educativos y la ampliación de 10 ya existentes. Destaca el papel de los ayuntamientos y es una actuación transversal. El plan comenzó a gestarse durante los primeros meses de la pandemia de la COVID-19.