Imagen de archivo de Patricia Gómez, consellera de Salut. | Jaume Morey

La consellera balear de Salud y Consumo, Patricia Gómez, ha asegurado que es «absolutamente falso» que se pida eliminar la cartelería en castellano de los centros de salud de Baleares.

Según ha informado la consellera Patricia Gómez, en respuesta a una pregunta de la diputada de Vox, Idoia Ribas, «la afirmación de que se ordenó retirar los carteles en español de los centros de salud de Baleares es absolutamente falsa».

«Lo que es cierto es que la cartelería de hospitales y centros de salud está siendo bastante dispersa y desordenada, la pandemia no ha ayudado, y se están poniendo carteles en todo los espacios en los que los profesionales consideran para dar información a los usuarios y a los propios profesionales», ha explicado.

Por ello, ha añadido, desde la subdirección de Infraestructuras y mantenimiento de servicios de los servicios centrales del IBSalut se ha decidido hacer una revisión de esta cartelería».

Así, ha asegurado, «que se envío un correo electrónico a todas las gerencias de los hospitales y centros de salud de Baleares, en el que se solicitaba retirar todos aquellos carteles, tanto en castellano como en catalán, que están de forma irregular para ordenarlos y para que, después, el servicio de Política Lingüística los revise y adecue a las normas del manual de identidad corporativa».

«A partir de aquí», ha continuado diciendo, «se elaborará un catálogo con los logos y mensajes más adecuados y se personalizarán, si es necesario, los carteles de cada centro de salud, en castellano y catalán». «No hay ninguna alarma social, la crean ustedes negando la realidad lingüística de Baleares», ha asegurado Gómez.

Por su parte, la diputada de Vox, Idoia Ribas, ha asegurado que «quien miente es la consellera Gómez» y ha mostrado como prueba un correo electrónico en el que se dice que «entre hoy y mañana se debe proceder a la retirada de los carteles que sólo estén escritos en castellano (...) se proceda a retirar hoy mismo todos los carteles, de cualquier tipo, que estén redactados únicamente en castellano».

En este sentido, Ribas ha censurado a Gómez que «su sectarismo lingüístico llega a tal extremo que prefieren dejar desinformada a toda la población con tal de no tener que leer un letrero en español».

«Este es el Govern del PSOE en Baleares. Una formación indigna de llevar la palabra 'español' en sus siglas. Su obsesión por eliminar el español de la esfera pública llega al punto de impedir a la gente trabajar si no usan el catalán. Han dejado en la calle a cientos de trabajadores por no hablar catalán», ha añadido.

La diputada de Vox ha concluido su intervención denunciando el «servilismo» del PSOE con el independentismo «a cambio de un puñado de votos». «Su desprecio hacia una de las lenguas oficiales en Baleares y común a toda España, les delata como lo que son, unos sectarios vendidos a sus intereses partidistas, capaces de renegar de su patria y de sus orígenes por un puñado de votos de fanáticos separatistas», ha expresado.