Francina Armengol, este martes en el Parlament. | Pere Bota

2

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha reprochado al portavoz de Vox, Jorge Campos, este martes en el Parlament, su abordaje de los casos de explotación sexual de menores tuteladas: «Me repugna la oposición que hace en temas tan sensibles como éste», ha asegurado.

Campos ha preguntado a Armengol en el pleno qué va a hacer el Govern ante un nuevo caso de una menor tutelada desaparecida, a lo que la presidenta ha respondido que confía en la labor de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) y ha expresado la «colaboración absoluta» del ejecutivo autonómico.

El portavoz de Vox ha asegurado que se ha superado la cifra de 20 casos de «niñas que deberían estar protegidas y acaban fugadas, prostituidas o drogadas», a lo que este fin de semana se ha sumado la información sobre «otra niña desaparecida hace más de un año y de la que no es hasta hace 3 días que la administración que debería protegerla denuncia su desaparición».

Ha pedido al Govern la asunción de responsabilidades por «este escándalo» y ha asegurado que «lo que hay que hacer con este tema es reformar la legislación que permite este funcionamiento y todos los protocolos, cerrar el IMAS y traspasar sus competencias al Govern como paso previo para devolverlas al estado».

Además ha anunciado que Vox va a registrar una denuncia en la Fiscalía instando a que se investiguen «los hechos» que el Govern «intenta ocultar».

Armengol ha respondido: «Me repugna la oposición que hace tocando temas tan sensibles como éste».

La presidenta ha defendido que Baleares es la única comunidad que tiene un protocolo de explotación sexual infantil, que forma a los profesionales y que denuncia cada caso. Ha felicitado a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por la detención de 17 personas por explotación sexual.

«Con su forma de hacer oposición y de tratar este tema lo único que hace es crispar y crear problemas a las personas más vulnerables», ha acusado Armengol. La presidenta ha explicado que la menor a la que se ha referido llamó al IMAS en cuanto vio su foto en los medios y está en contacto con dicha institución.

Armengol se ha comprometido a seguir trabajando para combatir la explotación sexual infantil «con la gente que respeta la democracia y los valores democráticos».