El sector turístico será uno de los beneficiarios de los fondos. | Emilio Queirolo

0

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado este martes que Baleares recibirá de los fondos europeos 230 millones de euros para energías renovables y 230 millones para el turismo ligados a la condición insular de la comunidad.

La jefa del ejecutivo ha hecho este anuncio para subrayar que su Govern introduce «en todas las negociaciones» la necesidad de que se compensen las desventajas competitivas que la discontinuidad geográfica genera a los ciudadanos y a los sectores productivos de Baleares.

Armengol ha ensalzado el acuerdo con el Gobierno central para dotar de 183 en los presupuestos de 2022 el factor de insularidad previsto en el Régimen Especial de Baleares (REB), pero ha admitido que es preciso «seguir reivindicando» compensaciones porque aún está pendiente de desarrollarse un régimen fiscal específico.

La presidenta respondía así en el pleno del Parlament a la líder de Ciudadanos, Patricia Guasp, quien ha celebrado el pacto sobre el factor de insularidad pero ha puesto el acento en que la mayor compensación de las desventajas competitivas de las empresas y los sobrecostes que pagan los ciudadanos se logrará con la fiscalidad prevista en el REB.

«Nos queda un segundo paso urgente y necesario», ha insistido Guasp, que ha preguntado a Armengol, sin obtener respuesta, cuándo se establecerá el régimen fiscal prometido.