Imagen de un pesquero de arrastre en Cala Rajada. | A. BASSA

0

La consellera de Agricultura, Pesca y Alimentación de Baleares, Mae de la Concha, ha afirmado este martes, en el pleno del Parlament, que las Islas «han reducido en un 40 % el esfuerzo pesquero de arrastre».

Según ha informado de la Concha, en respuesta a una pregunta del PP, «el Govern balear está haciendo todo lo posible para evitar que desde la Unión Europea se sigan ampliando las restricciones al sector de la pesca de arrastre».

En concreto, ha detallado, «se está haciendo todo lo posible para que el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, con el que se mantiene una relación fluida y una correspondencia continúa, tenga a su disposición toda la información en relación al esfuerzo pesquero de arrastre en Baleares, el cual se ha alcanzado el 40% de reducción previsto para el año 2025, frente a la imposición de reducir un 18,2% este esfuerzo».

Asimismo, ha añadido, «tener un gobierno de coalición progresista en el Estado se ha demostrado muy beneficioso para Baleares, tanto en las ayudas de 855 millones de euros para los sectores más afectados por la pandemia, como en la prórroga de los ERTE, en la negociación de la PAC y también se verá con la negociación sobre la pesca».

Por su parte, la diputada 'popular' Virginia Marí ha censurado a la consellera que el Govern «solo haya presentado alegaciones por escrito a la Orden APA y al Reglamento Europeo en el 2019, después solo ha mantenido reuniones y conversaciones y, sinceramente, la palabra se las lleva el viento».

En esta línea, ha pedido «dejar de engañar al sector» y «empezar los estudios sobre lo relativo al arrastre». También, ha solicitado a la consellera que «se plante ante España y Europa».

«Desde el PP se propone a las barcas de arrastre de Baleares que no sigan las restricciones de Europa porque sino no quedará ni una. Y, si Europa viene y las sanciona, entre todo habrá que defenderles, el primero el Govern. Solo pido una cosa más, deje de jugar a hundir la flota», ha incidido Marí.