Tolo Gili se rodeó de todos los miembros de su candidatura para agradecerles el esfuerzo realizado. También tuvo palabras de reconocimiento para el candidato Toni Roldán y para su padre, Rafel Gili, el exalcalde de Artà que falleció en las inundaciones de Sant Llorenç de 2018. | Emilio Queirolo

11

El político artanenc Tolo Gili fue proclamado este sábado nuevo presidente del PI de Baleares durante el V congreso que el partido regionalista celebró en el pabellón polideportivo de Campanet.

La candidatura de Tolo Gili obtuvo un total de 300 votos (56,71 %) mientras que su rival, el ibicenco Toni Roldán, llegó a los 229 apoyos (43,29 %). Se registaron 529 votos, cuatro de ellos en blanco, de un censo de 586 electores. La mayoría de ellos fueron telemáticos y en Campanet votaron presencialmente 164 afiliados. Durante la sesión hubo cierta tensión entre los asistentes de los bandos ‘melianistas’ y ‘amengualistas’, sobre todo a la hora de votar las enmiendas presentadas en el congreso. También se produjeron discrepancias inciales en el recuento de votos, pero finalmente se solucionaron sin más consecuencias.

La nueva ejecutiva del partido queda encabezada por Gili y sus vicepresidentes serán Xisca Mora (alcaldesa de Porreres), Jaume Monserrat (alcalde de Felanitx), Toni Bosch (Menorca) y Lucia Ribas (Eivissa). En su primera intervención después de ser proclamado presidente, Tolo Gili pidió que subieran al escenario los miembros de la nueva ejecutiva y los miembros de su candidatura.

Intensidad

El nuevo mandatario tuvo palabras de reconocimiento hacia ellos «por el intenso esfuerzo que hemos llevado a cabo» y también para el candidato Toni Roldán y su equipo cuando aseguró que «si toda la intensidad que hemos puesto en en esta campaña interna la sacamos fuera, arrasaremos, porque hemos puesto el cien por cien».

Anunció también cambios importantes en el funcionamiento del partido. El más destacado será la formación de un equipo que se dedicará a la organización del partido. Tolo Gili se comprometió «a no optar a un un cargo público ni a presentarme a ninguna elección para poder dedicarme exclusivamente a dirigir internamente el PI, algo que no había ocurrido antes en nuestro partido porque debemos aspirar a ser una formación importante».

El nuevo presidente considera que «en el panorama político actual es vital que el PI se rehaga el PI para poder tener una herramienta que defienda el regionalismo. Debemos crecer y romper el techo de tres diputados que históricamente han alcanzado los partidos regionalistas en el Parlament», sentenció.