Francina Armengol durante el Congreso. | Twitter

80

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha asegurado que «viene el momento de aumentar salarios y hacer justicia a los trabajadores y trabajadoras, que son realmente los que se han sacrificado».

La líder del PSOE balear ha abordado este sábado la estrategia de recuperación económica para superar la crisis del coronavirus en un discurso en el que ha subrayado el esfuerzo público por mantener el tejido empresarial y el empleo.

Ha recordado que, a diferencia de la crisis de 2008, en esta se han invertido miles de millones de euros de las arcas públicas en expedientes de regulación temporal de empleo y ayudas directas a empresas y autónomos, por ello «ahora vendrá el momento de decirle a los empresarios» que tienen que subir los sueldos.

Armengol ha intervenido en la apertura del consejo político del PSOE de las islas que ha convocado para el 27 y 28 de noviembre el decimocuarto congreso del partido, en el que la secretaria general volverá a optar al cargo con «una ilusión enorme».

Noticias relacionadas

La presidenta del Govern ha hecho balance de la gestión de la pandemia y sus consecuencias sociales y económicas, que ha permitido que Baleares sea «el territorio con menos mortalidad» y el primero en iniciar la reactivación, ha enfatizado.

«Qué hubiera sido de nosotros» sin los ERTE, el refuerzo de los servicios sanitarios, educativos y de asistencia social y las ayudas directas a las empresas, ha insistido Armengol, quien, no obstante, ha admitido que la crisis ha generado «desigualdades enormes» que «son las que tienen que afrontar los socialistas».

Para reforzar las políticas sociales y afrontar «retos grandes» como el crecimiento de la población, la «emergencia climática» y la falta de vivienda asequible «los fondos europeos son una oportunidad enorme», ha expuesto ante sus compañeros de partido.

También ayudarán a «transformar la realidad a mejor» los fondos pactados para dotar el factor de insularidad del REB con el Gobierno central, que «por primera vez» ha «hecho justicia» compensando los perjuicios que sufre la ciudadanía de Baleares por vivir en un archipiélago. «Nuestros sueños se están haciendo realidad», ha afirmado.