Alumnos en una clase. | Redacción Ibiza

74

No habrá enmiendas, por parte de los socios del Govern, a la Llei d’Educació para ampliar la presencia del castellano en la enseñanza de Baleares. No hay consenso para que puedan salir adelante.

La edición de ayer de este periódico publicó que el PSIB ha presentado unas propuestas de enmiendas para que el castellano sea lengua vehicular de la enseñanza en Balears y que esta lengua se amplíe a alguna materia más allá de su asignatura específica (Lengua y Literatura Castellanas). Al conocer la intención de los socialistas, Més per Mallorca, socio del PSIB en el Govern, la rechazó rotundamente.

El conseller d’Educació i Formació Professional, Martí March, se refirió este jueves a esta cuestión. «No hay enmiendas», insistió March. Efectivamente, no hay enmiendas acordadas y oficiales, pero sí hay escritos de propuestas del PSIB para su análisis y negociación que van dirigidos a que el castellano sea lengua vehicular y ampliar su presencia «para garantizar la competencia comunicativa correspondiente» en esta lengua.

March señaló que «si no hay consenso, no habrá enmiendas. El proyecto de Llei d’Educació ha sido pactado por los socios de Govern y cualquier enmienda a la misma debe ser igualmente pactada y consensuada. Sin acuerdo, no habrá modificaciones». Independientemente de que se introduzca o no alguna cuestión relativa al castellano, el conseller aseguró que «no se tocará la estructura lingüística de la enseñanza y cada centro educativo podrá elaborar su propio proyecto lingüístico». Es decir, en la regulación de lenguas educativas, rige sin alteración alguna el Decret de Mínims de 1997, que establece que al menos el 50 % de las materias deben ser impartidas en catalán. «Ninguna sentencia ha cuestionado el Decret de Mínims. El decreto no se toca», destacó el conseller.

Martí March expresó su deseo de «no entrar en ningún conflicto ni confrontación lingüística» y detalló que está manteniendo reuniones con todos los grupos parlamentarios.

No habrá negociación

Noticias relacionadas

El mencionado rechazo de Més per Mallorca a las intenciones iniciales del PSIB fue expresado por Antoni Noguera, coordinador de la formación política, quien indicó que «no negociaremos ni esta ni ninguna otra cuestión que ponga en peligro la enseñanza del catalán. La Llei d’Educació ya estaba negociada y consensuada por parte de los tres partidos que apoyan al Govern. Cualquier intento por desvirtuar la ley supone una deslealtad por parte del PSIB-PSOE».

Noguera añadió que «la defensa de la lengua catalana debe ser un objetivo compartido en el pacto y no un conflicto eterno con los socios. Si Martí March quiere un pacto cohesionado, no presentará la enmienda».

La Obra Cultural Balear (OCB) también abordó la cuestión y rechazó igualmente la iniciativa de los socialistas: «Recordamos a la presidenta del Govern, Francina Armengol, que atacar la lengua catalana es el camino más derecho hacia la oposición. Pedimos al PSIB-PSOE y a Francina Armengol que no rompan el consenso sobre el modelo lingüístico escolar de los últimos 25 años en Balears, tal y como intentó el expresidente del Govern del PP José Ramón Bauzá».

La OCB reclamó al Govern que «muestre los supuestos datos que indicarían que los alumnos no consiguen la competencia comunicativa en castellano al acabar los estudios. Creemos que estos datos no existen. Todas las informaciones que llegan de los centros docentes apuntan en dirección contraria: no se consigue una competencia comunicativa suficiente en catalán».

Estudio

La entidad exigió a la Conselleria que «elabore un estudio riguroso sobre las competencias educativas en las dos lenguas antes de llevar a cabo una revisión del modelo».

Finalmente, la OCB pidió que «la Conselleria d’Educació cumpla la legalidad vigente y garantice que todos los centros docentes, especialmente los concertados, aplican los proyectos lingüísticos. También pedimos    que Inspecció Educativa los compruebe». Para Josep de Luis, presidente de la entidad, «Francina Armengol está intentando contentar a unos sectores que nunca han sido relevantes en las Islas».

Punto de vista

Las mascarillas en patios y exteriores se mantienen

Ante la petición de prescindir de las mascarillas en patios y exteriores, March señaló que «mantenemos el protocolo aprobado en junio, aunque se puede revisar en función de la pandemia. Hay que ser prudentes y no cambiar de un día para otro, teniendo en cuenta que existe la variante delta y que los menores de 12 años no están vacunados. Respetamos las reivindicaciones, pero pensamos en la salud de toda la comunidad educativa».