Una de las crías de tiburón que han nacido en Palma Aquarium.

1

Es posible captar y preservar especies a través de la ciencia. Es el caso de estos primeros quince ejemplares de tiburón Alitán que han nacido en Mallorca gracias al proyecto de cría en cautividad de Acció Stellaris, que prevé su liberación en el medio natural para incrementar la población en Baleares y mejorar su conservación.

Estos pequeños ejemplares han nacido en el centro de recuperación de la fundación Palma Aquarium, y continúa la eclosión de los huevos bajo la supervisión de técnicos. La cría de los alitanes se lleva a cabo en un medio artificial controlado en las instalaciones de Palma y en el centro de visitantes del Parque Nacional de Cabrera. El objetivo principal del proyecto Acció Stellaris es la reproducción de alitanes en cautividad y su liberación en el medio natural para incrementar la población en el archipiélago, y así mejorar el estado de conservación de esta especie.

El proyecto comenzó en enero de este año, dentro del plan «Petits taurons» y se formalizó el pasado junio, con la firma de un acuerdo de colaboración entre las conselleries de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Medio ambiente y Territorio, con las entidades conservacionistas Mallorca Preservation Foundation, Fundación Palma Aquarium, Pequeñas Islas del Mediterráneo, Fundación Save The Med, Marilles Foundation y Shark Med. El proyecto cuenta con el apoyo de las cofradías de pescadores de Baleares, que facilitan los ejemplares adultos para este proyecto de reproducción y recuperación de la especie.

Este proyecto tendrá una duración mínima de tres años y el propósito a largo plazo es replicar la iniciativa con otras especies de tiburones y rayas amenazadas de Baleares.
El alitán en concreto es una especie de tiburón propia del coralígeno, se encuentra entre los cuarenta y ochenta metros de profundidad y todavía está presente en las aguas de Baleares, especialmente en el Parque Nacional Marítimo-Terrestre de Cabrera, Formentera y el Canal de Menorca.

A pesar de que solía ser una especie abundante en aguas de Baleares, actualmente el alitán está catalogado en peligro de extinción en el Libro rojo de los peces de las Islas Baleares, por lo cual no puede ser pescado dentro de las reservas marinas.

Los elasmobranquios son un grupo que incluyen rayas y tiburones, y están particularmente en riesgo en el Mediterráneo. De las 56 especies registradas en Baleares, 34 (un 60 %) están amenazadas, y de ellas, 17 están en peligro crítico o ya se han extinguido en el ámbito regional.