Rosa Cursach es la directora general de Igualtat del Consell. | Pere Bota

21

Varios trabajadores de la Direcció Insular d’Igualtat i Diversitat del Consell de Mallorca han presentado una queja oficial ante CCOO y la Plataforma de Interins en la que acusan a la directora del área, Rosa Cursach (Més), de acoso laboral o ‘mobbing’. Se trata de una gran parte de los trabajadores que forman parte del equipo.

Los perjudicados afirman que Cursach les ha causado «malestar psicológico por los estilos comunicativos y de supervisión que utilizaba». Añaden que la directora general «abroncó al personal delante de otras personas, impidió que los trabajadores dieran su opinión o les ‘castigó’ al obligarles a llevar a cabo labores monótonas y sin sentido».

Los afectados apuntan que la política «supervisaba aspectos como la redacción de ciertos escritos, la disponibilidad horaria del personal, la puntualidad de los trabajadores a determinados actos o la ubicación de las personas que conforman el equipo en las fotografías grupales».

En el Informe de evaluación de factores psicosociales que data del pasado 9 de agosto se puede leer que «en relación a la sensación de elevada carga de trabajo, se considera que no existen directrices claras de trabajo ni una planificación de actividades, que los márgenes de tiempo con los que se cuenta para llevar a cabo determinados trabajos son insuficientes, que la información no les llega de forma adecuada y que se carece de apoyo por parte del personal con poder de decisión».

Cursach calla

Rosa Cursach fue preguntada por este periódico con la intención de que valorara las acusaciones vertidas por su equipo de trabajo en el Consell de Mallorca contra ella. La directora general manifestó desconocer la queja de la que es objeto y decidió «no hacer ningún tipo de valoración» ni comentario al respecto.

El apunte

«La izquierda no presenta solución al interinaje»

Llucia Castelló, secretaria de la sección sindical de CCOO en el Consell de Mallorca, afirma que «el informe es contundente y demoledor. El siguiente paso es ir ante el Comité de Seguretat de Salut del Consell. El informe insta a la Direcció General a tomar medidas al respecto». Por su parte, Sonia González, delegada de CGT en el Consell y miembro de la Plataforma de Interinos, valora que «la bolsa de interinaje es impresionante. La izquierda no presenta una solución a esto. El interino es personal dócil y fácil de abusar. Los afectados tienen miedo a represalias. La situación les está afectando a nivel psicosocial».