La presidenta Catalina Cladera y la consellera Teresa Suárez. | M. À. Cañellas

5

Luisa Lagos y su pareja Luna inaugurarán el próximo mes de octubre el bar Macondo en Palma, un sueño hecho realidad que solo han podido hacer con la financiación del Consell de Mallorca. Catalina Borràs hace tres años que empezó su proyecto más personal de ropa sostenible. En breve podrá trasladar todas sus prendas e ideas a su nuevo local que ha podido conseguir con la misma beca. Ángela Covas y Marina Isern son otras de las mujeres beneficiarias del crédito institucional.

Todas ellas son las primeras mujeres que ha hecho su sueño realidad a través del dinero del Consell de Mallorca destinado a subvencionar proyectos transformadores liderados por mujeres. Se trata de una línea de ayudas «pionera» a nivel estatal y que ya en la primera convocatoria ha permitido poner en marcha los negocios de 12 mujeres.

Como novedad, y raíz de este éxito, en «tiempo récord», como subrayó la presidenta del Consell, Catalina Cladera, se ha vuelto a abrir la convocatoria y contará con 833.000 euros más para subvencionar los proyectos.

Emprendedoras

Luisa y Luna cuentan con una previa experiencia en el sector de la restauración. «Llegó el momento en que decidimos trabajar para nosotras mismas sin depender de nadie. Yo soy vegetariana y ambas muy apasionadas por la naturaleza. El negocio estará enfocado en comida saludable, con producto local y se respetará el Km0», aseguró Luisa. Para este proyecto, asegura que ha recibido un financiación de 62.400 euros.

Palma r.
La pareja emprendedora Luisa Lagos y Luna.

La consellera de Presidència, Teresa Suárez, explicó ayer en rueda de prensa que los proyectos pueden variar desde los 10.000 euros hasta los 100.000. «Financiamos negocios con un plan viable y que tenga posibilidades de futuro», mencionó. Del total destinado, la beneficiaria tiene hasta siete años para retornar el 60 % del total a cero interés, mientras que el 40 % restante se trata de una beca o subvención (no retornables).

Marina Isern es de Sant Llorenç des Cardassar y en dos semanas abrirá su nueva tienda ecológica Semillas de Vida. A pesar de su experiencia hotelera, tuvo una pequeña «revelación de que tenía que cambiar», comentó. A pesar de la venta a granel de productos, también ofrecerá a los clientes terapias energéticas.

Palma r.
Las emprendedoras Marina Isern y Catalina Borràs.

En su caso ha necesitado 23.500 euros para abrir su pequeño negocio, de los tendrá que devolver al Consell 14.100 en cinco años. Ángela Covas es la única coach en Mallorca con certificación. Ha recibido un crédito de 24.000 euros destinados a su proyecto con vista a que sea, en el futuro, una escuela internacional de coach en Felanitx. Hasta ahora se ha dedicado a ayudar a mujeres y empresas de todo el mundo a través de internet.

Palma r.
La ‘coach’ Ángela Covas.

Para Catalina Borràs, «la moda sostenible parece hoy en día una utopía», pero ella ha apostado por este tipo de ropa. Gracias a los 26.000 euros, abrirá un local en Esporles para vender su marca Vius Esporles, donde también realizará talleres de costura.