Baleares ha sido la única comunidad que llegó a estar en verde en el semáforo británico, lo que reactivó este mercado. Regresar al ámbar supuso eximir de la cuarentena a los vacunados. | Emilio Queirolo

4

El Gobierno británico anunció este viernes la desaparición del ya famoso semáforo de viajes y la simplificación de los requisitos para regresar al país. Este cambio, que entrará en vigor el 4 de octubre, favorece a Baleares pero llega al fin de la temporada turística, por lo que sus efectos a corto plazo apenas se notarán.

A partir de octubre, Reino Unido clasificará los destinos en dos grupos, a los que se puede viajar y a los que no, en función de la incidencia epidemiológica y el estado de vacunación. De este modo, desaparecen las categorías de rojo, ámbar y verde, vigentes todo el verano y que han mantenido al sector turístico y a los viajeros en vilo. En cualquier caso, para evitar la cuarentena al regreso y con independencia del país visitado, los británicos deben tener la pauta completa de vacunación.

Las Islas, así como el resto de España, quedan incluidas dentro de la lista de destinos a los que se puede viajar. Hasta el momento ya podían hacerlo evitando la cuarentena las personas con la doble pauta de vacunación, pero ahora no deberán costearse dos test PCR, muy costosos para los ciudadanos británicos. Los británicos con doble pauta no deberán someterse a ningún test COVID antes de entrar de nuevo al país. Además, la PCR que tienen que realizarse a los dos días tras el viaje se podrá sustituir por un test de antígenos a partir de finales de octubre.

Noticias relacionadas

Los hoteleros valoraron este viernes la noticia, aunque reconocen que llega tarde. «Ojalá que el Gobierno británico hubiese mostrado esta flexibilidad mucho antes», aseguró la vicepresidenta ejecutiva de la Federación Hotelera de Mallorca (FEHM), María José Aguiló, quien, sin embargo, reconoció que la patronal «da la bienvenida a cualquier medida que contribuya a eliminar barreras a la movilidad».

Sobre los efectos de estos cambios, Aguiló aseguró que si bien «más vale tarde que nunca», en Mallorca y el resto de islas «hubiéramos tenido seguramente mejores resultados con el Reino Unido si esto se hubiera producido con anterioridad». La vicepresidenta ejecutiva de la FEHMrecordó que en estos momentos una gran parte de la temporada turística «ya está agotada», por lo que «hay que esperar» a ver los efectos que tendrán las nuevas medidas en las reservas del mercado británico.

Sobre esta cuestión, desde el touroperador TUI sí que pronosticaron que si permanece este nuevo sistema y la incidencia de contagios se mantiene a la baja, se pueden reactivar las reservas para el 2022. Este año apenas han predominado las reservas de último minuto por la incertidumbre, pero este escenario podría cambiar en la próxima temporada.

Negueruela valora de forma positiva el cambio británico

El conseller de Turisme i Treball, Iago Negueruela, valoró de forma positiva el anuncio del Gobierno británico que eximirá a sus ciudadanos vacunados de presentar una PCR a la vuelta. El conseller elogió el    esfuerzo realizado por parte de empresas y trabajadores durante los últimos meses para crear un marco de seguridad que ha permitido que haya temporada turística en Balears.