Las tormentas eléctricas son uno de los principales problemas de sobrecarcaga de los cuadros eléctrictos, provocando serias averías en los mismos.

Las instalaciones deficientes o alteraciones en la red pueden provocar problemas en el cuadro eléctrico, pero también la inestabilidad meteorológica tan habitual de estas fechas puede originar daños muy serios en las instalaciones eléctricas. El deterioro de los sistemas eléctricos a causa de los rayos no es un hecho aislado. La realidad es que las tormentas eléctricas son las causantes de muchos problemas domésticos.

Un rayo que cae cerca de una línea de suministro eléctrico puede producir daños en edificios situados a kilómetros de distancia. Asimismo, un rayo que descarga sobre tierra en las proximidades de un edificio también puede ‘escalar’ hacia los sistemas eléctricos domésticos a través de la toma de tierra.

Es habitual que tras episodios de tormentas eléctricas severas se generen sobretensiones que afectan a los equipos eléctricos o electrónicos conectados en la red de baja tensión (BT), dañando o averiando a los mismos.

Endesa

La vocación de Endesa de reforzar la seguridad de personas y de las instalaciones de la empresa se ha traducido, en el caso de Baleares, en la elaboración de materiales y sesiones informativas. Por ello, se destaca la necesidad de instalar protectores contra sobretensiones, de presencia obligatoria en los cuadros eléctricos de nueva instalación para incrementar la seguridad de los hogares.

Protectores

Las protecciones frente a sobretensiones siguen siendo las grandes desconocidas del ‘gran público’, a pesar de que su coste es reducido, y, sin embargo, pueden ahorrar miles de euros en los daños causados por las sobretensiones generadas por impacto de rayos, o por conmutaciones y/o defectos en las redes eléctricas.

El protector contra sobretensiones, tal y como indica su nombre, protege los aparatos eléctricos del hogar y evita los daños por sobretensiones con independencia de su naturaleza.

Tal como establece el Reglamento Electrotécnico para BT vigente (2002) en su artículo 16.3 eDistribución Redes Digitales, recomienda proteger las instalaciones interiores o receptoras de BT, no sólo de las sobreintensidades sino también de las sobretensiones, con protectores cuya selección y montaje lo realizan de forma habitual los instaladores o electricistas, de acuerdo con las especificaciones particulares de las empresas distribuidoras.

La seguridad de las personas, instalaciones y equipos conectados a las redes eléctricas es un objetivo fundamental para Endesa. Por eso mismo, desde la entidad se recomienda proteger ordenadores, electrodomésticos y otros equipos electrónicos o eléctricos con protectores de sobretensiones, ya que pueden evitar, con un bajo coste, grandes daños ocasionados por descargas atmosféricas y otras causas.

Consejos

Si se tiene que manipular alguna parte de la instalación eléctrica de nuestra la vivienda (cambiar una bombilla, colgar una luz, reparar una toma de corriente, etc.), es imprescindible desconectar antes el interruptor general de alimentación desde el cuadro eléctrico. En cualquier caso, si se tiene que hacer una modificación en la instalación eléctrica, siempre hay que recurrir a un instalador profesional autorizado.

Los lavabos y las cocinas son zonas con más riesgo eléctrico porque son húmedas, por este motico hay que ir con mucho cuidado en estas habitaciones de la casa. No se deben utilizar aparatos eléctricos cerca de la bañera o la ducha, pero tampoco con las manos húmedas o sin calzado.

Si hay niños en casa no se tienen que dejar aparatos eléctricos a su alcance. Asimismo, si los niños son pequeños, hay que mantener tapadas con protectores las tomas de corriente que no se usen.

Endesa

Descifrar el cuadro eléctrico

Conocer la función exacta de cada interruptor del cuadro eléctrico te ayudará a saber por qué te has quedado sin luz y podrás evitar problemas más importantes. Se trata del panel de mandos de la electricidad de tu casa y, normalmente, se encuentra cerca de la puerta.
A pesar de que, coloquialmente, todos lo denominamos cuadro eléctrico, su denominación técnica es cuadro general de mando y protección. Y es que estas son precisamente sus funciones: controlar la instalación eléctrica y proteger a personas y aparatos conectados en la red.

El interruptor de control de potencia es el encargado de cortar el suministro eléctrico cuando la demanda de potencia supera la potencia contratada, o en casos de sobrecarga o cortocircuito, para evitar daños en la instalación. Por su parte, el interruptor general automático supervisa que no se supere el máximo que soporta la instalación. El interruptor diferencial protege la instalación contra las fugas de corriente y evita que nos afecte un chispazo si tocamos un electrodoméstico con algún cable mal conectado.