Amics de la Terra pide al Ayuntamiento de Palma mantener las terrazas en la calzada. | P. Pellicer

17

Amics de la Terra ha pedido al Ayuntamiento de Palma que mantenga las terrazas de bares y restaurantes en la calzada y que el espacio que esa medida proporciona se libere de las aceras «para beneficio de los peatones, especialmente de aquellos con necesidades especiales de movilidad».

Según ha valorado Amics de la Terra este miércoles en una nota de prensa, «la accesibilidad sí es un derecho universal avalado por distintas convenciones internacionales, mientras que no existe ninguna consagración legal del derecho a aparcar el coche en la puerta del propio domicilio».

La entidad ha considerado también que «la justificación esgrimida por el Ayuntamiento de Palma para no prorrogar el régimen actual carece absolutamente de fundamento». «Que empiece el curso escolar no tiene por qué condicionar los criterios sobre aparcamiento», ha hecho hincapié.

Para Amics de la Terra, Cort «debería empezar a priorizar el derecho de la ciudadanía a disfrutar de los espacios públicos, sobre el de aparcar». «Si no cambia esa visión, poco se habrá avanzado en la consolidación de un modelo de ciudad que prime las necesidades esenciales y el confort de los viandantes sobre los privilegios del coche, difícilmente justificables en la actualidad», ha destacado.

«Esa gradual devolución de las prebendas concedidas a los vehículos de motor, aunque suponga conflicto inicialmente, redundará en un aumento de la calidad de vida, tal como ha sucedido en países avanzados. En ellos, la calidad de vida de la ciudadanía en general, y no de la motorizada, constituye la fuente principal de inspiración de las políticas públicas», ha señalado la entidad.

Por este motivo, Amics de la Terra ha instado al Ayuntamiento de Palma a reconsiderar la decisión de «devolver privilegios al coche en perjuicio de la ciudadanía».