Ombra, de la Unidad Canina de Bomberos de Mallorca. | Bomberos de Mallorca

10

La Unidad Canina de Rescate de Bomberos de Mallorca está de luto: este lunes les tocó despedir a Ombra, una perra labrador que durante cerca de diez años formó parte de este grupo, aunque llevaba dos 'jubilada' y viviendo con su cuidador habitual, Guillem Mas.

La perra, una de las veteranas de la unidad y de las más queridas, ha participado durante años en la búsqueda de personas desaparecidas en la Isla, así como en grandes áreas, como en estructuras colapsadas por el derrumbe de edificios. Por ejemplo, ayudó a localizar en 2017 a un menor que se perdió en la montaña durante horas.

Además, ha participado en la búsqueda de Malen Ortiz, así como los días posteriores a la torrentada de Sant Llorenç, cuando todo el país estaba en vilo mientras se intentaba localizar al pequeño Arthur, desaparecido durante la tragedia.

Adiós a Ombra, la conocida perra de la Unidad Canina de Bomberos de Mallorca
Imagen de 2011 de Ombra con su cuidador, Guillem Mas.

Hace dos años dejó este grupo canino y ha pasado su retiro en la casa de su cuidador, Guillem Mas, el bombero al que ha estado asignada durante todo este tiempo. Descansa, y gracias por tu trabajo.