El diputado regionalista, en una imagen de archivo. | Jaume Morey

0

El portavoz del grupo parlamentario el PI Proposta per les Illes, Josep Melià, ha criticado la «falta de tono reivindicativo» de la presidenta del Govern, Francina Armengol, en su intervención para abrir el debate de política general de la comunidad en el Parlament.

«El tono reivindicativo ha brillado por su ausencia en el REB y el factor de insularidad, con buenas palabras pero sin concreción», ha dicho Melià tras el discurso de Armengol. «En general grandes palabras vacías de contenido», ha criticado.

Según Melià, la intervención de la presidenta refleja que el Govern «no marca un horizonte claro» ni un «de modelo para las islas», ni se plantea «que se haga justicia y los recursos se queden aquí, donde se han producido».

También ha reprochado a Armengol que no haya dedicado «ni una sola palabra» a la transferencia de competencias desde el estado a Baleares, y ha señalado la «gran carencia de tono reivindicativo» en el Govern.

Según Melià, ha habido «grandes olvidos» en la intervención de la presidenta como el comercio y las necesarias mejoras del modelo turístico.

El portavoz del PI ha recalcado que, aunque el sector comercial lo está pasando muy mal y ya lo pasaba mal antes de la pandemia, el comercio de proximidad ha merecido «una triste línea», cuando considera que el Govern debería liderar la lucha por mantener este tejido productivo que es el gran generador de empleo en Baleares.

Melià ha recordado la reivindicación del PI de crear un observatorio de comercio.

También le ha reprochado que no haya ninguna iniciativa en política fiscal, ni modificaciones o cambios «para intentar suavizar la situación a empresarios o autónomos y que puedan reactivar su economía».

Ha criticado que el Govern lleve 6 años trabajando en la ley turística y en reorientar la actividad turística, sin resultado y ha asegurado que «hay medidas que han sido un fracaso estrepitoso», pero no ha habido ninguna referencia de la presidenta ni a la reconversión de zonas turísticas ni al cambio de usos, cuando no ha habido ni una solución motivada por el decreto del Govern.