Las ayudas estatales a empresas y autónomos han motivado varios encuentros de la Mesa del Diálogo Social. | Redacción Local

1

La presidenta del Govern, Francina Armengol, ha anunciado este martes que Baleares se convertirá la semana que viene en la primera Comunidad Autónoma en resolver todos los pagos de las ayudas estatales para empresas y autónomos por la crisis del COVID-19, que en el caso de Baleares suponían un fondo de 855 millones de euros.

Durante el Debate de Política General, Armengol ha informado de que ya se ha aprobado el pago de 484 millones de euros en ayudas a 9.638 empresas y que la semana que viene se concederá la última tanda de ayudas directas.

La presidenta ha resaltado que estas ayudas llegan a «hoteles que dan trabajo a centenares de personas», al ocio nocturno «todavía cerrado» y a «pequeños negocios familiares», entre otros perfiles que forman «una lista de centenares de páginas». «Nunca habíamos desplegado un plan de protección y rescate de estas dimensiones», ha subrayado.

Además, Armengol ha destacado que, sumando otros recursos extraordinarios con motivo de la crisis -como las prestaciones de autónomos, fijos discontinuos, ERTE, y otros fondos- Baleares habrá recibido 3.440 millones de euros de ayuda, a los que ha añadido cerca de 5.000 millones de créditos de ICO e ISBA.

Por otro lado, ha recordado mecanismos autonómicos como la renta social garantizada, ampliada durante la crisis, que ha llegado a un total de 21.000 personas. También ha mencionado las ayudas y medidas para el sector de la cultura, a la agricultura o el comercio, entre otros.

Paralelamente, Armengol se ha mostrado convencida de que se podrán volver a prorrogar los ERTE y reeditar las prestaciones extraordinarias de fijos discontinuos, «que permitirán a 80.000 personas y sus familias afrontar el invierno con mejores condiciones».