Entrada en el colegio de Santa Gertrudis, en Eivissa, el primer día del pasado curso. | Marcelo Sastre

2

Los centros educativos de Baleares retoman este viernes la actividad con la vuelta a las aulas de 173.482 alumnos en el tercer curso COVID, como ha definido el conseller d’Educació, Martí March, el nuevo curso 2021-22. Son 3.113 alumnos más que en 2020, con un especial incremento en la Formación Profesional.

No todos los alumnos iniciarán este viernes las clases, pues se ha establecido que los centros de más de 600 alumnos tienen cinco días para empezar el curso de manera escalonada. Los centros con menos de 600 alumnos tienen tres días para hacerlo.

Como se recordará,    se mantienen casi todas las medidas preventivas frente a la pandemia del coronavirus, en particular la obligatoriedad de llevar mascarilla en todos los espacios, interiores y exteriores, de los recintos docentes.     

Las principales novedades respecto al curso 2020-21 serán la presencialidad de las clases en todos los ciclos y la reducción de la distancia mínima entre alumnos de 1,5 a 1,2 metros, teniendo como circunstancia favorable que más del 90 % de los profesores y más del 50 % de los estudiantes de 12 a 16 años están vacunados con pauta completa. Todos los centros públicos y concertados tendrán filtros móviles para mejorar la calidad del aire, con una media de dos por cada tres aulas.

Ratios   

En el curso 2021-22 se recuperan las ratios legales (prepandemia) de máximo de alumnos por aula, fijadas en 20 en Infantil, 25 en Primaria, 30 en Secundaria y 35 en Bachillerato y FP, si bien la Conselleria d’Educació prevé medias de 18 en Infantil, 20 en Primaria, 25 en Secundaria y 28 en Bachillerato. Estas ratios serán mayores en la enseñanza concertada.     

Asimismo, se mantendrán los más de 600 profesores contratados el curso pasado. En este curso estrenan colegios Alcúdia y Formentera, y otros once centros han visto ampliadas sus instalaciones. Por su parte, las obras que se concluirán a lo largo del curso son las ampliaciones de la Escola Nova de Porreres, del CEIP Simó Ballester (Manacor), del IES Isidor Macabich (Eivissa) y del gimnasio del CEIP Puig d’en Valls (también en Eivissa). También se finalizará la reforma del Museu de l’Educació, en Inca.

CCOO: «Se ha dado un paso atrás»

El sindicato CCOO ha instado a la Conselleria d’Educació a que aplique las sustituciones de docentes en todos los niveles educativos y no sólo para los tutores de Primaria e Infantil. CCOO también ha manifestado su desacuerdo «con la relajación de las medidas que permiten volver a las ratios anteriores a la pandemia y la disminución de las distancias de 1,5 a 1,2 metros. Consideramos que estas medidas son un paso atrás en la mejora de la calidad educativa, teniendo en cuenta que Balears es receptora de alumnado durante todo el año».