Con las medidas anti COVID aun activas, solo una parte de los consellers estaban en el salón de plenos.

El primer tramo del segundo cinturón o vía conectora de Palma, que es la prolongación de la autovía Ma-30 desde Son Ferriol hasta el Coll d’en Rabassa, no se estrenará esta legislatura, a pesar de que los partidos que dirigen el Consell se comprometieron a ejecutarlo antes del 2023. El PSIB, Més y Podemos rechazaron en el pleno de ayer una propuesta del PP para que se aprobara el proyecto antes de que finalice el año y para que se licitaran las obras en junio de 2022 como máximo. Teniendo en cuenta que se trata de unas obras complejas –incluye un nudo viario con varias intersecciones a distinta altura–, es improbable que pueda completarse antes de mayo de 2023.

Se debe recordar que la ejecución de esta vía era un compromiso del Pacte y que figuraba en los Acords de Raixa. Joan Llodrà, conseller insular por Més, presumió ayer en las redes de que la izquierda dijera «no» a ese tramo y, en su lugar, se haya optado por mejorar la red viaria secundaria.

En otras ocasiones, el responsable de Mobilitat i Infraestructures del Consell, Iván Sevillano, ha manifestado su intención de rehacer el proyecto que aprobó el equipo de Mercedes Garrido para disminuir su impacto y acordarlo con los afectados.

El pleno del Consell de ayer aprobó 229 propuestas de resolución derivadas del debate de política general, que tuvo lugar en julio. El 57 por ciento se aprobaron por unanimidad, y 146 de las 229 (el 47 por ciento) las presentó la oposición. Las propuestas de resolución aprobadas versan sobre prácticamente todas las competencias de la institución. Instan a fomentar el turismo cultural, a mejorar las políticas de inclusión social, a impulsar la sostenibilidad medioambiental, etcétera.

Amengual se despide

Otra de las noticias del pleno fue la despedida del conseller y expresidente del PI Antoni Amengual, que recibió elogios por parte del resto de grupos políticos y de la presidenta Catalina Cladera. «Seguirá luchando para nuestra tierra, en adelante desde otros ámbitos», se despidió.

La derecha no acata el compromiso de hablar en catalán

El PP, Cs y Vox advirtieron de que no acatarán el compromiso, aprobado como una de las propuestas de resolución del equipo de gobierno, de que los representantes del Consell se expresen en catalán en sus intervenciones públicas. Alegaron que la Constitución les ampara para usar el castellano si así lo desean. Andreu Alcover, del PSIB, les recriminó que presuman de incumplir un acuerdo adoptado por el pleno. Guillem Balboa, de Més, señaló que solo se busca potenciar la lengua propia de Mallorca.