Lola Santillana. | Jaume Morey

4

Lola Santillana es la secretaria de Empleo y Formación Profesional de CCOO a nivel estatal. Ayer estuvo en Palma para asistir a la firma del acuerdo por la FP Dual para el sector de la discapacidad. Analizó con este periódico algunos temas de actualidad que se están debatiendo en Madrid.

El Salario Mínimo Interprofesional (SMI) está fijado en 950 euros, ¿de cuánto debería ser?

—Planteamos que se debe abrir una senda para ir aumentando de forma progresiva el SMI para que en el año 2023-2024 esté el 60 % del salario medio.

¿Consideran insuficiente la propuesta del Gobierno de aumentar el SMI entre 12 y 19 euros hasta final de año?

—Es una subida insuficiente y, por tanto, hay que hacer el análisis de cómo se va graduando para llegar al 60 % del salario medio. Esto implicaría subirlo ya, pero de forma más intensa en los próximos dos años.

La patronal cree que no es el momento de aumentarlo, ¿por qué CCOO considera que sí?

—La patronal siempre cree que no se debe subir ni el SMI ni los salarios en las empresas. Es algo suyo de no ver la realidad, pero nosotros sí la vemos y se tiene que aumentar el poder adquisitivo de quienes cobran menos. Ello también repercutirá en la economía del país.

Aún no se ha iniciado la negociación para la prórroga de los ERTE, ¿deben seguir como están y hasta cuándo?

—Planteamos que tienen que continuar igual hasta el 31 de diciembre. Se debe garantizar una protección, pero también trabajar medidas y planes por si no se pueden incorporar a sus empresas.

La reactivación de este verano ha vuelto a sacar a la luz denuncias de precariedad laboral, sobre todo en zonas turísticas como Balears. ¿Cómo se pone fin a este problema?

—El Ministerio debe dotar de más recursos humanos a la Inspección de Trabajo y debe haber, como hace CCOO, campañas de denuncia de estas situaciones.