Dos sanitarios en la UCI de Son Llàtzer. | Teresa Ayuga

La incidencia de ingresos en UCI observada a fecha 30 de agosto en los hospitales de Baleares (cuando había 69 ingresados en cuidados intensivos) era 12 veces superior en el grupo de población mayor de 60 años no inmunizada de COVID-19 que en las personas de esa misma edad vacunados.

Según los datos del Govern sobre el impacto que está teniendo la vacunación sobre la dinámica de hospitalizaciones, esa diferencia se magnifica en el grupo de menores de 60 años, en los que, a pesar de presentar de forma generalizada menos casos de enfermedad grave, el grupo no inmunizado presenta una incidencia 34 veces superior que la población vacunada.

Los datos del Servicio de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública y Participación muestran que Baleares presenta una incidencia acumulada a 14 días por 100.000 habitantes (IA14) de 217,9, lo que supone un nivel de riesgo elevado, según los umbrales fijados por el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

El nivel de riesgo difiere significativamente en cada isla, siendo muy elevado en Ibiza, con una IA14 de 318,1.

Noticias relacionadas

En Mallorca y Formentera, con una IA14 de 210,8 y 176,4 casos por 100.000 habitantes, respectivamente, el nivel de riesgo es elevado. Finalmente, con 131,7 casos por 100.000 habitantes, el riesgo se situaría en nivel medio en Menorca.

La tasa de positividad es de 3,63%; este indicador se encuentra ligeramente por encima del umbral definido por el ECDC, por debajo del cual se puede considerar la situación epidemiológica en situación de control (3 %), pero, según el Govern, la evolución de las últimas semanas hace que se pueda pronosticar que próximamente se pueda lograr este objetivo.

La hospitalización por COVID-19 llegó a su pico de ocupación a mediados de agosto y desde entonces ha mejorado gradualmente, mÁs en las camas en planta que en las UCI. La ocupación de camas por hospitalización por COVID-19 se encuentra en un nivel de riesgo bajo, en el 4,24 %, mientras que la ocupación de camas de cuidados críticos, con un 17,60%, se encuentra en un nivel de riesgo elevado.

En términos absolutos, el 6 de septiembre había 60 pacientes hospitalizados en UCI por COVID-19, mientras que el día 19 de agosto eran de 77, con lo que ha habido una disminución del 22 %. Por otro lado, la hospitalización en planta COVID-19 era de 257 pacientes el 19 de agosto y ha bajado a 134 el 6 de septiembre, una disminución del 48 % en dos semanas