Colas en el aeropuerto. | ARCHIVO

14

El Govern ha acordado este miércoles prorrogar los controles a viajeros nacionales en los puertos y aeropuertos de Baleares hasta el 27 de septiembre, pero ha suprimido la obligatoriedad de rellenar un formulario a la llegada a las islas para aquellos que dispongan de certificado COVID. Este cambio será efectivo una vez que el Tribunal Superior de Justicia de Baleares lo autorice.

«Aceptamos el pasaporte COVID, que ya era usado en los viajeros internacionales y lo homogeneizamos para los nacionales», ha explicado el portavoz del Govern, Iago Negueruela, en la rueda de prensa sobre las nuevas restricciones. En caso de no tener dicho certificado covid, sí se debe rellenar y presentar el formulario, ha precisado.

Noticias relacionadas

Otras novedades son que las actividades colectivas en Ibiza concluirán a las 2 de la madrugada, en vez de a la 1 como hasta ahora, de manera que «todas las islas quedan con el mismo marco en lo que sobre todo afecta en restauración», ha dicho Negueruela.

El cierre de parques infantiles, parques y playas será de medianoche a 6 horas.
Negueruela ha asegurado que el avance en suavizar las restricciones se basa en la situación epidemiológica de Baleares, con una incidencia acumulada de covid de 217 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días (con fecha del 6 de septiembre); una tasa de positividad del 3,63 % con evolución hacia el 3 %; una ocupación de camas de hospitalización del 4,24 % y de las de UCI del 17,6 %.