El decreto no permite el aumento de plazas ni de alturas en los hoteles. | Redacción El Económico

2

La Conselleria de Turisme ha recibido un total de 22 proyectos de modernización y mejora de establecimientos en el último año. Son las iniciativas presentadas desde la aprobación, en julio de 2020, del decreto enmarcado en el plan de reactivación económico e impulso de la inversión privada a raíz de la crisis económica derivada de la pandemia. Se trata de proyectos solo de Mallorca ya que en el resto de islas las competencias de ordenación turística están transferidas a los consells. En total, suman una inversión de casi 38 millones.

El decreto facultaba al Govern a autorizar la ampliación de establecimientos de alojamiento –hoteles, apartamentos turísticos y agroturismos– y restauración hasta un 15 por ciento. Este incremento, sin embargo, en ningún caso podía suponer un aumento de alturas ni de plazas. Por tanto, los proyectos de reforma que se llevarán a cabo no implicarán aumentar la oferta de alojamiento actual.

Sí que contempla, en cambio, autorizar la superficie edificada para introducir mejoras de eficiencia energética y del consumo de agua con el propósito de aumentar la calidad de los establecimientos y reducir los vinculados al turismo de excesos. De hecho, entre las 22 peticiones de reforma que ha recibido Turisme se han solicitado hasta 60 plazas de aparcamiento para vehículos eléctricos y todas forman parte de expedientes que ya se han informado de forma favorable.

Desde el Govern defienden que este decreto ha permitido continuar en la línea de incentivar la modernización de la industria turística, además de impulsar un aumento de la actividad sector productivo vinculado con las reformas y la construcción.

De todos modos, el número de proyectos es muy inferior a los que se tramitaron durante la vigencia de la conocida como ley Delgado, impulsada por el Gobierno de José Ramón Bauzá, que permitía la ampliación de hasta dos plantas de los hoteles a cambio de que subieran de categoría.

Trámites

Mientras estuvo vigente esa norma, entre los años 2013 y 2017, el Govern tramitó un total de 778 proyectos de modernización. El 2015 fue el ejercicio de mayor inversión hotelera, cuando se superaron los 374 millones.

Prácticamente un 60 % de la planta hotelera de la Isla se modernizó bajo el paraguas de la Ley Delgado. Desde entonces, la inversión turística ha decrecido y la irrupción de la pandemia lo ha acentuado más. Así lo han reconocido en la presentación de sus memorias de actividad los arquitectos y los arquitectos técnicos.

Sin peticiones para reconvertir hoteles obsoletos en VPO

El Govern no ha recibido ni una sola propuesta para reconvertir hoteles obsoletos en viviendas públicas, en residencias para la tercera edad o en centros dedicados a la investigación científica.

Era una de las propuestas que figuraban en el mismo decreto que permite ampliar hasta un 15 % la superficie y que buscaba fomentar el cambio de uso de las instalaciones turísticas obsoletas para establecimientos situados en zonas maduras.