Un 41 % del alumnado de Baleares eligió la asignatura de Religión católica en el curso 2020-2021. | Reuters

Un 41 % del alumnado de Baleares eligió la asignatura de Religión católica en el curso 2020-2021, lo que supone un descenso de 2,5 puntos con respecto al curso anterior cuando la cursaron un 43,5 %, según los datos de la Conselleria d’Educació i Formació Professional. Sólo un 26 % pertenece a centros públicos frente al 73 % de los concertados.

Los datos se obtienen de entre los colegios de las Islas, en los que la asignatura de religión es de oferta obligatoria por parte de los centros educativos y de elección voluntaria por parte del alumnado. Además, pondera la para la media académica. Entre todos los escolarizados, el porcentaje del alumnado que elige la asignatura de Religión aumenta significativamente hasta el 73 % en los centros concertados y disminuye hasta el 26 % en los públicos.

Atendiendo al curso, y teniendo en cuenta todos los colegios (públicos, privados y concertados), en la etapa donde más se elige cursar esta materia es Educación Primaria, con un 34.018 alumnos inscritos, seguida por la ESO con 21.173 matriculados, Educación Infantil con 5.304 y, finalmente, Bachillerato con 2.407. En total, 62.902 jóvenes de las Islas eligen hacer Religión.

Noticias relacionadas

Teniendo en cuenta los centros públicos y concertados en su conjunto, la tendencia a cursar esta asignatura ha sufrido un descenso en los últimos años. Según las cifras de la Conselleria, en el curso 2016/17 se matricularon 69.492 alumnos, mientras que hasta el año 2020/2021 ha caído en 62.902. En total, 6.590 alumnos menos en cinco curso. Sin embargo, cabe destacar que este descenso se produce generalmente este los estudiantes de centros públicos: en 2016 había apuntados 31.285 hasta 2021 que hay 26.378. En los colegios concertados las cifras se mantienen, ya que en la mayoría de ellos no es una elección, en cinco curso ha pasado de 38.207 a 36.524.

Para alumnos que cursaron la asignatura en el curso 2020/21 hubo 137 profesores de cuota de Religión católica en los centros públicos. La normativa obliga a ofrecer diferentes religiones en el caso que así lo soliciten las entidades religiosas que tienen acuerdo de cooperación estatal.

Religión Islámica

La implantación piloto de la Religión Islámica como asignatura en algunos centros educativos de Mallorca ya es una realidad. Los colegios públicos de Lloseta (Es Puig), ses Salines y la Colònia de Sant Jordi (estos dos últimos, en el mismo municipio) son los elegidos por la Conselleria d’Educació i Formació Professional para implantar la asignatura en el próximo curso, que se inicia el diez de septiembre. Unos 150 alumnos de ambos municipios ya han solicitado cursar la materia.

La oferta académica de Religión Islámica, al igual que la de la Religión Católica, es obligatoria, según normativa estatal, desde 1992 y de libre elección para los alumnos. Baleares es de las pocas comunidades autónomas que todavía no ofrecían la posibilidad de cursar esta asignatura.