El vacunódromo de Inca, vacío en algunas horas. | Redacción Part Forana

4

Salut estudia diferentes vías para incentivar la vacunación de las personas de entre 20 y 40 años de Baleares. Se trata de la franja de edad con más retraso en el proceso de inmunización. Así lo ha indicado la consellera de Salut, Patricia Gómez, quien ha comparecido junto al portavoz del Comité de Enfermedades Infecciosas, el doctor Javier Arranz, para evaluar la situación epidemiológica.

El próximo 31 de agosto finaliza el plazo para acudir a los vacunódromos sin cita, aunque no se descarta ampliar esta modalidad ya que «funciona muy bien». Además, se prevé que todos los centros de salud puedan administrar la vacuna, aunque se deberá realizar con cita previa.

Aunque más del 70 % de la población diana de Baleares está inmunizada, la fuerte presencia de la variante Delta -mucho más contagiosa- provoca que este porcentaje sea insuficiente. De ahí, la insistencia de la consellera en hacer un llamamiento a la población para que se vacune. En este punto, el doctor Arranz se ha referido a un estudio científico reciente según el cual las personas inmunizadas tienen cinco veces menos probabilidades de contagiarse y hasta 30 veces menos de ingresar en un hospital.