Este verano operan en aguas de Baleares las navieras italianas Grimaldi-Trasmed y    GNV, junto a FRS, Baleària y Corsica Ferries. | Redacción Local

1

La Cámara de Comercio, Industria y Navegación de Mallorca, la Asociación de Agencias de Viajes de Baleares (Aviba) y el Govern, a    través de y la Direcció General Ports i Aeroports, señalan que el tráfico aéreo y marítimo registrado en julio y en lo que llevamos de agosto es un 30 % superior al verano de 2019.

Puntualizan que este año concurre un factor determinante que ha provocado un aumento de la conectividad aérea y marítima, como ha sido la entrada con la entrada de nuevas empresas en estas rutas aéreas y marítimas.

El director general de Ports i Aeroports, Xavier Ramis, resaltó este jueves el impacto positivo de más operadores: «Hay más conectividad y el transporte marítimo ha tenido una evolución más positiva porque en la actual coyuntura marcada por la pandemia, los residentes han optado por un tipo de transporte seguro, como es el barco. Desde principios de julio se ha puesto de moda Menorca, Ibiza y Formentera, de ahí el aumento progresivo de pasajeros en estas rutas».

Ramis añade que en el transporte aéreo ha sucedido lo mismo con la llegada de UEP Fly Airlines en los interislas: «Hay más movilidad, frecuencias y los precios son más competitivos».

El presidente de la Cámara de Comercio de Mallorca, Antoni Mercant, señaló: «La gente viaja cada vez más en barco en las Islas por una cuestión de seguridad, de ahí el aumento de pasajeros y la conectividad. Las navieras Grimaldi, GNV, FRS y Baleària están teniendo un verano muy positivo en pasaje y carga. La previsión es que esto siga en septiembre y octubre».

El presidente de Aviba, Francesc Mulet, afirmó: «El aumento del tráfico interislas es del 30 % y se aprecia el impacto positivo de más aerolíneas y navieras».

La ruta Alcúdia-Ciutadella tuvo en julio 54.521 pasajeros

Baleària operaba en monopolio hasta este año la ruta Alcúdia-Ciutadella, pero la llegada de la naviera alemana FRS en mayo pasado supuso una auténtica revolución en frecuencias y precios. La Direcció General de Ports i Aeroports indica que en julio esta ruta registró un movimiento de 54.521 pasajeros, frente a los 33.202 que hubo en 2019. Lo mismo ha sucedido en el trayecto Eivissa-La Savina (Formentera), donde se están superando todos los registros de actividad. La previsión para agosto es más positiva.