Los pasajeros denuncian retrasos y aglomeraciones. | Youtube Última Hora

6

Caos, aglomeraciones y retrasos. Esto es lo que han denunciado los pasajeros de un ferry de la naviera GNV que tenía haber partido de Palma a las 11.30 y que no lo ha hecho hasta pasadas las 14 horas de este miércoles.

Hasta 800 pasajeros con destino Ibiza, Barcelona y Valencia se han visto afectados y han tenido que ser reubicados en el GNV Sea Land. Aseguran algunos de los viajeros que llevaban horas a bordo del buque, sin noticias de la situación y sin que se cumplieran las medidas COVID. En el caso de los viajeros con destino a Ibiza, el retraso era todavía mayor, ya que su viaje tenía que haber comenzado a las 8.

Caos en un barco atracado en Palma: los pasajeros denuncian retrasos y aglomeraciones
Los pasajeros, tras horas de retraso, se han visto obligados a sentarse en los pasillos.

El motivo del retraso se ha debido a que el ferry de la naviera que hacía la ruta Barcelona-Palma-Ibiza, el GNV Bridge, no pudo salir del puerto de Barcelona esta madrugada porque tres tripulantes dieron positivo en la prueba COVID. Esto ha afectado a todos los trayectos previstos para este miércoles.

Caos en un barco atracado en Palma: los pasajeros denuncian retrasos y aglomeraciones
Imagen de los pasajeros hacinados.

Cansados de la espera, algunos pasajeros, afectados por los retrasos y la falta de información, decidieron denunciar el hacinamiento ante Capitanía marítima. Se personaron a bordo del GNV Sea land varios técnicos que comprobaron que el aforo no se había superado.

Caos en un barco atracado en Palma: los pasajeros denuncian retrasos y aglomeraciones
La indignación de los pasajeros ha llevado a una denuncia ante Capitanía marítima.

Finalmente, el ferry salió del puerto de Palma pasadas las 14.00 horas de este miércoles con destino a Ibiza y Barcelona, mientras que los pasajeros con destino a Valencia han sido reubicados en una buque de la compañía Balearia.

Los pasajeros que viajan a Barcelona llegarán de madrugada a su destino, con más de siete horas de retraso y sin alojamiento previsto en muchos de los casos.