El precio de la vivienda es muy elevado en Calvià. | M. À. Cañellas

0

La calle más cara de toda España para comprar una vivienda es la calle Sant Carles, en el municipio mallorquín de Calvià, con un precio medio de la vivienda de más de siete millones de euros, según un estudio realizado por el portal inmobiliario Idealista en el que se analizan las diez calles más exclusivas del país para adquirir una vivienda.

Le siguen la urbanización Coto Zagaleta en la localidad malagueña de Benahavís, con un precio medio de siete millones de euros, y la calle Mozart en el municipio malagueño de Marbella, que ocupa el tercer lugar con un precio medio de 5,9 millones de euros.

A continuación se encuentra la Urbanización Cascada de Camoján, también en Marbella, cuyos propietarios piden por sus exclusivas viviendas una media de 5,4 millones de euros.
En quinto y sexto lugar figuran dos calles de Madrid: el Paseo de los Lagos en Pozuelo de Alarcón, más conocido como 'La Finca', con un precio medio de 5,2 millones de euros por vivienda, y el Paseo del Conde de los Gaitanes, en la urbanización de La Moraleja, con 4,9 millones de euros.

Los tres siguientes puestos se reparten entre la calle Cañete de Marbella (4,8 millones de euros de media); la calle del Camino Ancho, en La Moraleja (4,7 millones de euros), y la urbanización Sierra Blanca en Marbella (4,6 millones de euros).

El 'top' 10 de las calles más caras de España para comprar una vivienda lo cierra una de las calles del mismo municipio que lo encabeza: la Vía Cornisa del municipio mallorquín de Calvià, con un precio medio de 4,6 millones de euros.

Según idealista, además de Baleares, Andalucía y Madrid, otras cinco comunidades autónomas tienen calles donde la vivienda supera un precio medio de un millón de euros.
Se trata de las regiones de Cataluña (4,1 millones de euros su calle más cara), Comunidad Valenciana (tres millones euros), Canarias (2,8 millones de euros), País Vasco (1,4 millones de euros) y Cantabria (1,3 millones de euros).

La región más económica es Castilla-La Mancha, donde su calle más cara tiene un precio medio de 318.528 euros, seguida por Extremadura (353.168 euros) y Navarra (467.813 euros).