El turismo ruso que viene a la Isla es, mayoritariamente, familiar. | A.C.

24

La pugna geopolítica y sanitaria entre Moscú y la Comisión Europea a la hora de homologar la vacuna Sputnik ha impedido que Mallorca recibiera esta temporada a unos 140.000 turistas rusos, lo cual ha tenido un impacto negativo en las aerolíneas, touroperadores, hoteleros, comercios, restaurantes y la oferta complementaria de la Isla. El principal grupo turístico ruso, Anex Tour, afirma, además, que «España no ha negociado con las autoridades rusas para poder traer este verano turistas, lo cual ha perjudicado a toda la industria vacacional», según señala el subdirector general adjunto del touroperador para España y Portugal, Stanislav Lazarov.

Al no estar aprobada ni homologada la vacuna Sputnik por la Organización Mundial del Turismo (OMS) y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), los países comunitarios no aceptan los certificados sanitarios emitidos por la Federación Rusa, pero sí se producen negociaciones entre países.

El cónsul de la Federación de Rusia en Baleares, Sebastià Roig, ratifica las palabras del ejecutivo de Anex Tour y subraya que «la pugna con la Unión Europea por la vacuna Sputnik ha provocado la desaparición del turismo ruso en Mallorca, cuando se trata de un mercado que está deseoso por viajar y venir a la Isla. Su visita provoca un gran impacto económico. La pugna entre la Unión Europea y los terceros países con todo el proceso de vacunación, así como la política de visados, ha influido negativamente durante este 2021».

Roig puntualiza que, curiosamente «países como Grecia sí que han aceptado turistas rusos esta temporada de verano pese a la oposición de Bruselas, lo cual es un contrasentido». Añade que «el turismo ruso interesa más que el que llega a Magaluf» y confía en que la situación sanitaria cambie «para que se normalice de cara ya a la temporada de 2022».

PALMA - TURISMO - XXV ANIVERSARIO DE LOS PRIMEROS VUELOS CHARTER DE RUSIA.
La previsión de crecimiento del mercado ruso en la Isla era de un 40 % anual, pero la pandemia truncó las expectativas empresarial.

Para incentivar la promoción turística de Mallorca, el cónsul tiene previsto realizar un viaje a Moscú y Siberia a finales de octubre: «Hay que trabajar en esta materia, pero si hay algún cambio positivo adelantaré el viaje promocional porque interesa a todos recuperar la cuota de mercado perdida esta temporada. Soy consciente, al igual que el sector turístico balear, que el turista ruso que viene se caracteriza por su alto poder adquisitivo, no busca el todo incluido y se aloja en hoteles de cuatro y cinco estrellas. Asimismo, viaja en familia y demanda todo tipo de productos locales, como la gastronomía o la cultura».

Touroperadores

La industria turística rusa y ucraniana ha tenido numerosos altibajos en los últimos cinco años, pero desde 2014, tras finalizar el conflicto ruso-ucraniano (crisis de Crimea), el rublo se revaluó frente al euro y ello incrementó de forma considerable el poder adquisitivo de este mercado en los destinos vacacionales europeos, principalmente en Catalunya, Balears, Rodas y Creta.

Noticias relacionadas

En plena pandemia, los touroperadores rusos han tenido que desviar turistas hacia otros países. Anex Tour ha programado este año vuelos, con su aerolínea Azur Air, a Cuba, México, República Dominicana, Maldivas, Sri Lanka (la antigua Ceilán), Turquía y a Egipto, en concreto a Hurghada.

Lazarov indica que Anex Tour debe dar viabilidad sus estrategias turísticas «de ahí la búsqueda de mercados alternativos al europeo, por lo que hemos logrado que durante todo este año 2021 hayan viajado turistas rusos a destinos internacionales no europeos».

Desde RIU indican, precisamente, que sus establecimientos de las Maldivas y Sri Lanka «han tenido unas ocupaciones óptimas este año de pandemia gracias al turismo ruso y ucraniano».

Anex Tour, tras la caída de Natalie Tours, se convirtió en el principal grupo turístico ruso, al que le siguen en distancia Tez Tour, TUI, Pegas y Coral Travel.

La previsión que tenía Anex Tour a finales de 2019 era crecer un 40 % en Mallorca en 2020, de ahí el incremento de la programación de vuelos. La previsión según Stanislav Lazarov era llegar a una cifra del turismo ruso similar a la que captaban hasta esa fecha destinos como Rodas y Creta, que llegaban a los 500.000.

Las aerolíneas Azur Air, Aeroflot y S7 aumentaron su oferta de plazas de avión para el verano 2020 desde Rusia y Ucrania, pero la crisis de la COVID-19 provocó que se eliminara de raíz toda la programación de vuelos y cancelación de los programas vacacionales.

Ahora, con los procesos de vacunación más maduros y con una mayor predisposición por parte de la OMS y la EMA de aceptar la vacuna Sputnik, el sector turístico confía en que se normalice este mercado en 2022.